María Velásquez es la mamá de Aldana Noelia Blanco, de 20 años. La joven fue internada en el Hospital San Roque de Paraná hace tres días para dar a luz. En el parto, la bebé murió.

“La internaron a las siete de la tarde. La doctora de la guardia le mandó una radiografía, a la hora y media le hizo romper bolsa y la controlaba, estaba continuamente con ella. La hizo ultrasónico y tacto. Mi hija era primeriza. Estaba bien cuidada. Como a las tres de la mañana fue a sala de parto. Una enfermera me invitó a observar el parto de mi hija. Estaba la médica, y una enfermera. La bebé no salía. Un médico entró a ayudarla, que le hizo seña para que reciba a la bebé, que quedó trabada de los hombros. La médica le apretó con su codo en el estómago de mi hija que se quejaba de que no la dejaba respirar, no la dejaban pujar. Se llenó de enfermeros”, relató María Velásquez.

Aportó que en medio de esa situación, “trajeron una camilla para quirófano y la bebé estaba con la cabeza afuera. Me sacaron afuera. A la hora y media, me dijeron que le habían hecho cesárea, que la bebé no resistió, murió en el quirófano”.

La mujer contó que hizo la denuncia en la Justicia. El fiscal Ramírez Montrull interviene en la causa. Buscan que se le haga la autopsia a la bebé.

En la última ecografía, la bebé “pesaba 3,670. Nació con 5,030 kg. Ella sí o sí iba a cesárea. Pero la médica la tuvo hasta lo último. Se llama S.W.”.

“Era una bebé tan esperada, venía todo bien. Mi hija está internada todavía, desgarrada, con cesárea. Y dependiendo de cómo salgan los análisis, es posible que mañana deban hacerle transfusión de sangre”, dijo.

Fuente: Elonce  /  Foto Red social Maria Velasquez 

Canal EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.