La conoció por Tinder, lo durmió y le saqueó la casa

    Mar 10, 2022

    Ocurrió en el partido bonaerense de José C. Paz. Después de intercambiar algunos mensajes por el chat de la red social, Luis y Sandra Jazmín, como ella se presentaba, acordaron tener su primer encuentro. Ya por WhatsApp, decidieron ir a tomar algo. Sin embargo, el destino cambió cuando la mujer le preguntó: “¿Por qué mejor no vamos a tu casa y yo te cocino algo?”.

    “Para mí fue normal en una primera instancia porque llegamos acá, obviamente que le mostré el lugar como a cualquier amigo que haga llegar a mi casa. Me preguntó si tenía algo para tomar y le ofrecí”, contó Luis, en declaraciones a TN.

    Hasta ese momento del relato, Luis no se sorprendió por los movimientos de Sandra, de 43 años. Mientras compartían unos tragos, se alertó de que algo no andaba bien. “Me llamó la atención algo peculiar: a los 15 minutos de estar charlando con ella, me pide hielo. Yo tengo seis pasos de donde estaba sentado a la heladera y no coordiné para abrir la heladera. La abrí, llevé el hielo”, sostuvo.

    De todos modos, el encuentro siguió su curso. “Después me dijo que se iba a poner a cocinar, me pidió unas verduras que hacían falta y salí. Cuando volví, me dijo que hagamos un brindis porque se estaba calentando la bebida. Después de ahí no te puedo contar más nada porque no recuerdo cómo terminó todo”, siguió.

    Es que las cámaras de seguridad de la casa registraron toda la secuencia. En un primer momento, la mujer sacó de su ropa interior una bolsita y colocó una especie de polvo en el vaso de su víctima. Más tarde, cuando Luis sale a hacer compras, intensifica la dosis y vuelve a echar la sustancia en el vaso.

    Ella estaba muy apurada para que yo cayera. Y se ve que yo tenía resistencia o que no hizo efecto muy rápido. La cuestión es que me fue dando una dosis tras dosis y me quedé dormido desde el viernes hasta el domingo a la tarde”, señaló el hombre.

    Pasadas las 22, luego de envenenar su bebida, se puede ver en el video que Luis no estaba en buen estado de salud. No podía coordinar sus pasos y se tambaleaba al caminar. Después de hacerle masajes, lo llevó hacia la cama, lo desnudó y lo dejó acostado inconsciente.

    “Tuvo el tiempo necesario porque se ve en el video que trabajó tranquilamente. Desprende la tele, me lleva la computadora, un equipo de música, la pava eléctrica, una valija. Tuvo tiempo de revisar: se llevó los dólares que tenía guardados, dinero en efectivo y hasta se llevó el equipo de ollas con las que cocino todos los días”, se lamentó la víctima, y dijo que espera que la Policía la encuentre pronto.

    Y continuó: “Se ve que ella viene con antecedentes, sabe lo que hace, se dedica seguramente a esto. Se ve que es una artista en la mentira, me imagino que debe trabajar de esto”.

    Respecto a la alta dosis de alguna droga de sumisión química que recibió, advirtió: “Esto va a terminar en una tragedia, porque que yo lo haya aguantado no significa que alguien más también pueda tolerarlo. Aquella persona que tenga un problema cardíaco seguramente no lo va a poder contar”.

    Luis estuvo inconsciente desde el viernes a la noche hasta la tarde del domingo, cuando un familiar lo fue a buscar. “Toda mi familia estaba preocupada, mandando mensajes, llamándome. Uno de mis hermanos menores vino y me rescató. En realidad estuvo todo abierto durante esos tres días. La puerta estaba apoyada, no cerrada. Él entró y me despabiló preguntándome qué había pasado”, comentó.

    El hijo de Luis, en tanto, contó que su padre está buscando una pareja con quien viajar porque no le gusta estar soltero. “Mi papá estuvo durmiendo un día y medio, prácticamente. En un momento de la madrugada, se levanta y se cae contra la pared, choca de espalda. Podría haber sido la cabeza. Tardamos un día y medio en dar con él, podría haber pasado otra cosa”, dijo.

    La Nación.