Gualeguaychú: La madre de Tahiel, no come y «tiene intención de atentar contra su vida”

May 4, 2022

Para la mañana de este miércoles estaba prevista la audiencia de imputación contra Macarena Ortíz, la madre del pequeño Tahiel, que tuvo una muerte violenta.

 

Pero debido al estado mental de la mujer, el fiscal Mauricio Guerrero que lleva adelante la investigación, decidió suspender la audiencia. En declaraciones, detalló que “si bien los informes médicos afirmaban que estaba lúcida y bien ubicada en tiempo y espacio, la veían lábil, con ideas suicidas y la situación iba empeorando con el correr de las horas. Además, teniendo en cuenta lo sucedido con su pareja, se le pidió al psiquiatra de tribunales que vaya a verla y determinó que es peligrosa para sí, y tiene idea de atentar contra su vida, entonces no se le puede recibir la declaración de imputada en ese estado, porque es un acto de defensa y para que ella entienda la calificación legal que hay en su contra, solicitamos al juez de Garantías la postergación hasta que esté en condiciones. Además, ni siquiera está ingiriendo comida”.

 

La defensa había solicitado la libertad de Ortíz, por su estado de salud, “pero nos opusimos y mantuvimos el pedido de que quede detenida con custodia policial, que fue lo que se resolvió, en el lugar donde aconseje el médico forense y el psiquiatra, para que reciba una atención adecuada. Al margen de la gravedad de lo ocurrido, hay que respetar el derecho de defensa de todo imputado y que los actos procesales se realicen correctamente”, dijo Guerrero.

En este sentido, el Fiscal indicó que no fueron notificados que ella haya llegado a la acción de atentar contra su vida, “si tiene la intención y se lo manifiesta al psiquiatra”, reafirmó.

Ante esta situación, el juez dispuso el traslado de la madre de Tahiel a Salud Mental. “El hecho que se le va a imputar es muy grave”, expresó el Fiscal y señaló que lo ocurrido con el menor conmocionó a toda la ciudad y algunas personas se acercaron a la comisaría mientras Ortíz permanecía allí “y le gritaban tratándola de asesina y demás”.

Sobre Ferreira, confirmó que no alcanzó a declarar, ya que el plazo establecido era hasta este miércoles a las 10.20 “y teníamos previsto hacer la declaración de imputado ayer por la tarde”.

La causa va a seguir cuando ella esté en condiciones y hasta el momento la carátula es homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía; “pero las calificaciones legales son provisorias y pueden ir variando con el avance de la investigación”.

Consultado sobre los otros hijos que tenía Ferreira (cuatro) y a su vez Ortíz (tres), el Fiscal dio cuenta que, durante el allanamiento de la vivienda, “había dos menores en la casa. Algunos estaban en la escuela, otros al cuidado de un familiar y otros en una guardería. Cuando se logró reunirlos a todos, los revisó el médico policial y constató que estaban bien; aunque había dos o tres que no estaban en buenas condiciones de aseo, pero no tenían lesiones”, remarcó.

Además, manifestó que no hay denuncias en la Fiscalía. Se pidieron informes al Copnaf, desde donde adelantaron que no había intervención respecto de Tahiel y sus hermanos, pero si sobre los hijos de Ferreira. El hombre era conocido por personal del organismo y habían intervenido porque tenía problemas de consumo.

Finalmente, Guerrero mencionó que, en la historia clínica del menor fallecido, “había ingresos previos con algunas lesiones”. Y destacó que se realizó un nuevo procedimiento con luminol en la vivienda donde ocurrió el hecho “y descubrimos algunos elementos de interés” para la causa informó Elonce.