Francia anunció la suspensión del pase de vacunación anticovid

    Mar 3, 2022

    El primer ministro francés, Jean Castex, anunció este jueves en televisión que a partir del 14 de marzo el pase de vacunación anticovid quedará suspendido y que el uso del tapabocas dejará de ser obligatorio, excepto en los transportes y algunos establecimientos.

    «La situación mejora gracias a nuestros esfuerzos colectivos, gracias a las medidas que hemos tomado […]se dan las condiciones para una nueva fase de flexibilización de las medidas», declaró el jefe de gobierno francés en la cadena TF1.

    «A partir del lunes 14 de marzo, suspenderemos la aplicación del pase de vacunación en todos los lugares en los que se aplica», declaró Castex.

    La ola de contagios de coronavirus de este invierno lleva varias semanas en declive.

    El número de contagios acumulados en una semana ascendía el miércoles a 53.152, mientras que una semana antes esa cifra era de 70.000.

    La presión también se reduce en los hospitales, donde hay 2.329 personas en cuidados intensivos, según recogió la agencia de noticias AFP.

    Hasta ahora, el Gobierno había puesto como condición que el número de enfermos ingresados en cuidados intensivos fuese inferior a 1.500 a mediados de marzo para levantar total o parcialmente la obligatoriedad del pase de vacunación, en vigor desde el 24 de enero.

    Castex agregó que también el 14 de marzo será «el fin del uso obligatorio del tapabocas en todos los lugares en los que todavía» se aplica esa norma.

    Sin embargo, dos medidas seguirán estando vigentes: el barbijo seguirá siendo obligatorio en el transporte público y se seguirá exigiendo el pasaporte sanitario en «establecimientos sanitarios, residencias de ancianos, establecimientos para personas con discapacidad que sean especialmente vulnerables».

    Además, el pasaporte de vacunación seguirá siendo obligatorio para el personal sanitario, matizó el primer ministro.

    Desde el inicio de la pandemia y hasta ahora, Francia acumula un total de 22,2 millones de casos y 136.000 muertes a causa de la enfermedad.