Flor Peña y Ramiro Ponce de León se casaron en Cafayate

    Nov 20, 2022

    Florencia Peña y Ramiro Ponce de León celebran la primera de las dos bodas en las que sellarán su amor. La conductora y el abogado dieron el sí en Salta, provincia de la que es oriundo el novio, en el marco de un maravilloso entorno natural y en compañía de los más íntimos.

    Después de los trámites de rigor, los recién casados posaron para la prensa, pero no eran dos, sino cinco. Junto a ellos, estuvieron su hijo Felipe de 5 años, y también Juan y Tomás, fruto de la relación de la actriz con el músico Mariano Otero. Sonrientes, con la libreta y el ramo en sus respectivas manos, se prestaron a los primeros flases después de ponerle la firma a su matrimonio.

    Un rato antes, Flor y sus tres hijos habían llegado a bordo de un auto descapotable, con el ambientador Ramiro Arzuaga al volante. Para abrir la puerta, la wedding planner Claudia Villafañe que la acompañó en el trayecto hasta el novio. Y entonces, llegó el momento de la formalidad. “¿Señor Ramiro Augusto Ponce de León, quiere usted por cónyuge a María Florencia Peña?”, preguntó la jueza. “Sí, quiero”, respondió el aludido por partida doble, uno más formal, otro más enérgico.

     

    Después le tocó el turno a la conductora, que llamativamente estuvo más sobria: “Sí, quiero”, respondió, con una sonrisa que dejaba entrever todo su amor. El beso, los aplausos, las ovaciones y las montañas de fondo completaron una postal soñada. Y una tenue llovizna, inesperada y poco frecuente en la región, aportó el toque mágico.

    La actriz y el abogado salteño lograron reconvertir su relación de pareja y celebrarán su unión con dos festejos, uno en Cafayate y otro en la ciudad de Buenos Aires.

     

    “Se trata de un vestido con corte sirena, cola y escote profundo. La espalda con breteles bordados a mano. El género del vestido es guippiure de algodón con efecto calado. Está confeccionado en transparencia color nude para resaltar los dibujos de la trama y generar un efecto boho para una boda al aire libre”, continuó la diseñadora. Y finalizó: “Otro detalle es que tiene las mangas largas desmontables del mismo género que se aprecian como una capa para la ceremonia”.

    En tanto, Maggie Mellas, la productora de moda que asesora a la protagonista de Casados con Hijos, explicó: “El stylist se pensó en el contexto del lugar de la boda, fue clave. Mi rol fue respetar los ítems que ella quería para los vestidos y trabajar el diseño en conjunto con Camila. Para Salta nos basamos en un look boho chic con transparencias, Importantes escotes y detalles en bordados de canutillos. El total look es moderno con peinado recogido y make up natural”, señaló.

     

    En un tierno gesto, los hombres de la familia eligieron compartir diseño. Así fue como tanto el novio como los hijos de la conductora, Toto, Juan y Felipe vistieron el mismo diseño de traje y paleta de color en un tono tostado, también acorde al entorno natural. Los cuatro lucieron camisas blancas y le dieron su toque personal. Los más chicos, zapatillas blancas; el novio zapatos acordonados marrones a tono.

    La pareja celebró la primera de sus bodas en Tolombón, una localidad a 11 kilómetros de Cafayate. Entre familiares, amigos, y un pequeño grupo de famosos, que completaron alrededor de 170 invitados firmaron ante una jueza de paz que fue llevó al lugar las actas a través de las fueron declarados “marido y mujer”.

     

    El cronograma de festejos comenzó el jueves por la noche, cuando la pareja realizó un cocktail de de bienvenida a los invitados que llegaron desde Buenos Aires para acompañarlos en su gran día. Para este evento, Flor también se vistió con Romano y usó un vestido de gasa de seda natural bordada , solero con cola y con la espalda descubierta en color blanco.

    Entre los famosos presentes estuvieron la conductora Georgina Barbarossa, la periodista Nancy Pazos -ex compañera de la novia en Flor de Equipo- y la actriz Julieta Novarro y el humorista Dan Breitman, actuales integrantes de LPA.

    Como wedding planner de la ceremonia, Claudia Villafañe está viajando al norte del país desde junio para poder estar atenta a todos los detalles para que la pareja tenga su noche deseada. Entre sus habituales ñoquis, algunos vinos típicos de la región y mucha buena onda, la empresaria y los novios planificaron cada paso para que todo esté en su lugar. Y que el “sí, quiero” sea como ellos lo soñaron.