Entre Ríos: Iniciaron sumario a penitenciario que fotografió a un preso

    Abr 23, 2022

    Pasaron a disponibilidad e iniciaron un sumario administrativo a un agente penitenciario que cumplía funciones en el área de enfermería de la Unidad Penal Nº2 de Gualeguaychú, con el argumento de haber sido el responsable de fotografiar a un interno que habría sido golpeado por parte de los funcionarios de guardia; la imagen fue publicada por el sitio informativo Radio Máxima el 13 de febrero del presente año, bajo el título “Un interno de la UP2 habría sido golpeado por personal penitenciario”.

    “Un interno de unos 22 años, alojado en el Pabellón 8 de la UP2, habría sido retirado del lugar donde encuentra, recibiendo golpes que provocaron lesiones en el tórax y en la parrilla costal derecha”, publicó el medio de Gualeguaychú en febrero. La información y la imagen habían sido enviadas por allegados de internos, donde expresaban los comportamientos violentos que se vivían en la Unidad Penal.

    Según reportó Radio Máxima, el director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, Marcelo Sánchez, acusó al enfermero de haber sido quien entregó la fotografía al medio periodístico. “Lo que evita Sánchez es investigar las anomalías que vienen sucediendo como la continua presencia de droga en los pabellones, celulares, dinero, y otros elementos prohibidos, y también preocuparse por velar por la integridad física de los internos que están detenidos, evitando los abusos de autoridad», apuntó el medio.

    Según fuentes judiciales, el agente penitenciario separado de la fuerza, habría realizado en las últimas horas el descargo y la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal de Gualeguaychú. “Las fotografías y videos aparecen reiteradamente en los medios y en las redes sociales, tomados por los mismos internos, lo que demuestra la enorme falencia y complicidad en los controles”, denunció Radio Máxima. Y agrega: “Lo llamativo es que el agente apuntado es quién radicó oportunamente una denuncia en fiscalía por las graves irregularidades que se cometen en la cárcel, lo que haría de suponer que es una respuesta de la dirección del SPER, para callar las voces que pretendan desnudar las irregularidades”.