El Papa llamó al presidente de Ucrania, que lo invitó a viajar a ese país

Mar 23, 2022

“Querido pueblo italiano, hoy hablé con Su Santidad el papa Francisco y dijo palabras muy importantes”, así lo declaró el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, hablando en el Parlamento italiano.

En uno de sus tuits poco antes, el presidente ucraniano informó de que le había «comunicado a Su Santidad la difícil situación humanitaria y el bloqueo de los corredores de rescate por parte de las tropas rusas».

«Sería bienvenido el papel de mediación de la Santa Sede para poner fin al sufrimiento humano», agregó Zelensky en Twitter, informando el contenido de la entrevista telefónica, luego confirmada por la Oficina de Prensa de la Santa Sede que, sin embargo, no comentó sobre el contenido.

“Agradecí a Su Santidad las oraciones por la paz y por Ucrania”. “Yo entiendo que ustedes quieren la paz, yo entiendo que ustedes deben defenderse, los militares defienden, el pueblo civilizado defiende su patria, todos la defienden”, dijo Zelensky en la Cámara: “Y yo respondí: nuestro pueblo se convirtió en ejército, cuando vio el mal que trae consigo el enemigo”.

El primero en tuitear sobre la llamada telefónica entre el Santo Padre y el presidente ucraniano fue el embajador ucraniano ante la Santa Sede, Andrii Yurash, calificando la iniciativa papal como un «nuevo gesto visible de apoyo». “El Papa dijo que está rezando y haciendo todo lo posible por el fin de la guerra”, informó Yurash, quien calificó la reunión como “muy prometedora”. Zelensky, por su parte, reiteró que «Su Santidad es el invitado más esperado en Ucrania”.

Francisco ya había llamado al presidente ucraniano el pasado 26 de febrero, cuando le expresó «su profundo dolor» por lo que estaba ocurriendo. Hace unos días, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, también envió una carta al papa Francisco para invitarlo a visitar la ciudad en estos momentos de guerra tras la invasión de Rusia o, en caso de que no sea posible, participar en una videoconferencia para enviar un mensaje a la población.

«Creemos que la presencia de los líderes religiosos del mundo en persona en Kiev es clave para salvar vidas y allanar el camino hacia la paz en nuestra ciudad, en nuestro país, y en todos los lugares», escribió entonces el alcalde.

El Vaticano confirmó la llegada de la misiva y agregó que Francisco es «cercano a los sufrimientos de la ciudad, a su gente, a quienes tuvieron que escapar y quienes están llamados a administrarla».

Francisco realizó desde que comenzó la guerra varios llamamientos para que se detenga, mostró su disponibilidad a «hacer de todo» para ayudar a una solución del conflicto y envió a dos cardenales para mostrar su cercanía con el pueblo ucraniano.