El calor extremo representa una “triple amenaza” para los océanos

El calor extremo representa una “triple amenaza” para los océanos

Los océanos del mundo se enfrentan a una “triple amenaza” de calentamiento extremo, pérdida de oxígeno y acidificación, con condiciones extremas que se han vuelto mucho más intensas en las últimas décadas, según un informe de The Guardian.

Según Joel Wong, investigador de ETH Zurich, los océanos del mundo ya están siendo empujados a un nuevo estado extremo debido a la crisis climática.

Según el estudio, alrededor de una quinta parte de la superficie oceánica del mundo es particularmente vulnerable a tres amenazas que se sienten simultáneamente, impulsadas por la actividad humana, como la quema de combustibles fósiles y la deforestación.

Actualmente, en los primeros 300 metros del océano, estos fenómenos duran tres veces más y son seis veces más intensos que a principios de los años 1960.

 

 

 

El Pacífico Norte es el océano más afectado por las amenazas

Este estudio, publicado en la revista AGU Advances, analizó las ocurrencias de calor extremo, desoxigenación y acidificación y concluyó que estos fenómenos extremos pueden durar hasta 30 días, siendo los trópicos y el Pacífico Norte particularmente afectados por estas amenazas.

Los climatólogos están alarmados por el incesante aumento del calor en el océano, que ha alcanzado niveles extraordinarios en los últimos meses.

Según Andrea Dutton, geóloga y climatóloga de la Universidad de Wisconsin-Madison, no es posible explicar del todo las temperaturas que estamos viendo en el Atlántico, por ejemplo, lo que explica en parte que la temporada de huracanes sea tan preocupante este año.

 

 

 

Los cambios en el océano afectan a las especies marinas

Pero además del calor, que obliga a los peces y otras especies a desplazarse hacia climas más adecuados, los océanos también están pagando otro alto precio por absorber grandes volúmenes de calor y dióxido de carbono procedentes de las emisiones de combustibles fósiles que, de otro modo, calentarían aún más la atmósfera para los habitantes de tierra firme.

El dióxido de carbono adicional está haciendo que el agua de mar sea más ácida, lo que hace que el océano se quede sin oxígeno.

La investigación ayuda a comprender que esto está sucediendo ahora y que estas amenazas compuestas empujarán a los organismos más allá de sus puntos de ruptura.

Dutton dijo que la combinación de caída de los niveles de oxígeno, aumento de la acidificación y aumento del calor del océano también se observó al final del período Pérmico, hace unos 252 millones de años, cuando la Tierra sufrió el mayor evento de extinción conocido en su historia, conocido como la Gran Mortandad informó Meteored.

 

DEJÁ TU COMENTARIO: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad legal de sus autores.

EntreRíosYA

Agenda de partidos con los torneos más relevantes