Cuándo mas va a durar la ola de calor en Entre Ríos

    Nov 17, 2022

    El Servicio Meteorológico Nacional -SMN- emitió para este jueves un alerta amarillo por calor en la costa del Paraná en la provincia de Entre Ríos. Se esperan temperaturas máximas de 36 grados, con sensaciones térmicas posiblemente superiores.

     

    El alerta también incluye a parte de Santa Fe, provincia de Buenos Aires, Córdoba, San Luis, La Rioja, Catamarca y Salta.

     

     

    El alerta por altas temperaturas rige para los departamentos Paraná, La Paz, Villaguay, Diamante, Nogoyá, Victoria y Gualeguay. De todos modos, el calor seguirá siendo protagonista por varios días más.

     

     

    Según el pronóstico extendido, se espera que el calor siga presente hasta el domingo 20 de noviembre, con máximas de entre 30 y 34 grados. El cambio de temperaturas podría llegar recién el lunes, ante la irrupción de un frente frío del sur que, probablemente, genere algunas inestabilidades.

     

    La baja de temperaturas llegaría en lunes, sobre todo con las máximas. Sin embargo, este alivio será temporal, debido a que la próxima semana se espera que con el correr de los días vuelvan a subir progresivamente y el calor vuelva a ser protagonista.

     

     

    Alerta amarillo por calor
    La advertencia es por un «efecto leve a moderado en la salud». Las temperaturas extremas pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como niños y niñas, personas mayores de 65 años, con enfermedades crónicas.

     

     

    Qué es un evento de altas temperaturas
    Un evento de temperaturas extremas es un período en el que se espera que se registren valores de temperatura máxima y mínima que pueden poner en peligro la salud de las personas. Luego de realizar una serie de estudios interdisciplinarios en Argentina, se encontró que había ciertos valores umbrales de temperaturas a partir de los cuales aumentaba la morbilidad y la mortalidad de las personas.

     

     

    Recomendaciones ante un golpe de calor
    Aumentar el consumo de agua sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
    No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 10 y las 16 horas).
    Prestar atención a los bebés, niños y niñas y a las personas mayores.
    Evitar las bebidas con cafeína, con alcohol o muy azucaradas.
    Evitar comidas muy abundantes.
    Ingerir verduras y frutas.
    Reducir la actividad física.
    Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
    Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
    Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.
    Ante sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se deberá actuar de la siguiente manera:
    – Solicitar de inmediato asistencia médica.

    – Trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo.

    – Intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca.