Conmoción en San Salvador: Cuerpo de bebé fallecido fue incinerado por error

Mar 16, 2022

Carolina Rohor y Hugo Gonzalo Folz, denunciaron en la Comisaría Cuarta de la ciudad de Concordia que el cuerpo de su bebé, que nació sin vida, desapareció de la morgue del hospital Masvernat.

 

 

Ellos son oriundos de San Salvador y pasado el lunes, la joven concurrió a un centro asistencial privado para realizar una ecografía ya que estaba cursando el octavo mes de embarazo. En la ocasión, le informaron que el embarazo se había detenido y que el bebé estaba sin vida.

 

 

Por este motivo, la mujer fue derivada al hospital “Delicia Masvernat”, de la ciudad de Concordia, donde se le practicaría una cesárea. La paciente ingresó a las 14:30 de este lunes. Tras la cirugía, “nos hicieron entrega del bebé por 15 minutos, vistiéndolo con una friselina celeste, luego de eso se lo llevaron a la morgue, dejando constancia que (este martes) me dan el alta médica”.

 

En tanto, les entregaron el certificado de defunción fetal, a nombre del pequeño Benicio y la autorización de sepultura.

 

Pero alrededor de las 11 del martes se hizo presente en la morgue del hospital Masvernat personal de una casa de sepelios de San Salvador, a quienes les informaron que no había cuerpo para retirar. Al fijarse en el libro de actas de ingreso a la morgue, figura que le dieron entrada el lunes a las 18:30.

 

Folz se entrevistó con el jefe de la morgue del nosocomio, quien “me manifiesta que posiblemente al cuerpo, por equivocación, lo hayan llevado junto con los residuos patológicos, que no tenía explicación para darnos”.

 

“Nadie se hace cargo de lo que está sucediendo. El director del hospital no puede asegurar lo que sucedió, pero una explicación tiene que haber”, dijo por su parte Rohor pudo saber EntreRíosYA de lo informado por Mercurio Noticias

 

“Lo único que nos dijeron, que no es seguro, es que nuestro hijo se fue como un residuo patológico; es como si lo tiraron a un tacho de basura”, agregó para reclamar “queremos justicia y que nuestro hijo pueda descansar en paz”.

 

Estaría comprobado que el cuerpo del bebé fue incinerado por error

De acuerdo a lo que precisaron fuentes judiciales a diario Río Uruguay, el propio personal del nosocomio llegó a la conclusión que “por error”, el cuerpo del bebé había sido colocado en una bolsa de color rojo. Un recipiente que se usa para residuos patológicos, que son entregados a una empresa privada que los incinera en un horno pirolítico en la zona del barrio El Silencio.

 

Desde los Tribunales de Concordia confirmaron que toda esta secuencia estaría probada incluso con las filmaciones de las cámaras de seguridad. Pero lo que resta establecer es como quedará caratulada la causa y, sobre todo, definir la acusación contra la persona (se trataría de una enfermera) señalada de incurrir en la negligencia.