Bombero de Gualeguay salvó la vida a niño que se atragantó con una galletita

    Jun 4, 2022

    El bombero Jorge Tabora se convirtió en héroe al salvarle la vida a un niño de un año y medio que se había ahogado con una galletita y no podía respirar. El hecho ocurrió en la localidad de Gualeguay durante la noche del viernes.

     

    El bombero entró en acción cuando la madre del pequeño, corrió hacía el cuartel con el niño en brazos pidiéndole que ayuden a su hijo.

     

    Jorge Taborda, detalló lo vivido y contó sobre el trabajo que realizan a diario pudo saber EntreRíosYA de lo informado por Elonce.

     

    “El viernes estaba en la guardia en el cuartel y vemos que un hombre llega desesperado al cuartel haciendo seña de que necesitaba ayuda y detrás de él venía una mujer con un niño en brazos pidiendo socorro”, expresó Taborda al resaltar que “la criatura se había ahogado comiendo una galletita y no podía respirar”.

     

    Fue en ese momento que el bombero al ver la situación no dudó y le practicó la maniobra de Heimlich y le salvó la vida: “Cuando noté que el niño estaba ahogado y no podía respirar lo puse boca abajo, y a través de golpecitos en la espalda y sujetándole la mandíbula el niño logró vomitar y volvió a respirar”, aseguró.

     

    “Fue todo muy rápido y tuvimos que ayudar a que los padres se tranquilicen porque estaban muy nerviosos, pero afortunadamente todo salió bien”, valoró el bombero y destacó que luego de su intervención recomendaron a la familia del pequeño que lo lleven al hospital para un control.
    Asimismo acotó: “Los padres estaban muy agradecidos por nuestra intervención, pero le explicábamos que no había nada que agradecer porque es parte de nuestro trabajo”.

     

    El bombero contó que no es la primera vez que debe practicar este tipo de maniobras de primeros auxilios, “en esta ocasión fue diferente porque se trataba de un niño, antes la había realizado con adultos mayores”, destacó.

     

     

    Ponerse en el lugar del otro

    Taborda tiene 35 años y ejerce de bombero desde que era muy chico, aseguró que siempre estuvo vinculado al cuartel. “Hace unos 21 años que trabajo de esto, siempre me gustó ayudar a la gente y colaborar en lo que necesiten”, reflexionó.

     

    “Este hecho fue particular porque mientras le estaba realizando las maniobras para que el niño expulse la galletita, pensaba en mis hijos y en que si le pasara algo similar me gustaría que alguien los ayude”, sostuvo muy emocionado al resaltar que le gusta mucho el trabajo con niños.

    Al finalizar contó que desde el cuartel de Bomberos de Gualeguay constantemente realizan capacitaciones para poder ayudar a personas. “La última fue sobre cómo abordar situaciones con niños autistas y realmente nos sirvió mucho”, concluyó el bombero héroe.