Alud en Bariloche: los huéspedes iniciarán acciones legales contra el hotel

Jun 11, 2022

Las urnas con las cenizas de los hermanos uruguayos Víctor y Alba González Giovanelli y la del esposo de ella, Gerardo Casella, dejaron Bariloche y partieron a las 18.50 del viernes desde Aeroparque rumbo a Montevideo, para seguir viaje hasta Piriápolis, donde vivían.

Son las tres personas que murieron cuando un alud las enterró vivas en sus habitaciones del complejo Villa Huinid, el lunes pasado. Habían llegado ese día para celebrar que Gerardo en 2020 ganó 4.5 millones de dólares en la lotería de su país. Era el primer viaje, en familia, para empezar a cumplir deseos.

Con la repatriación de los restos, esta historia no termina. Empieza la etapa judicial.

 

Si bien la familia de los uruguayos fallecidos aún no se presentó como querellante, al menos 10 de los huéspedes que estuvieron en el hotel cuando se produjo el desprendimiento de tierra iniciarán acciones legales. Evalúan si serán presentaciones individuales o si conformarán una demanda colectiva, publicó Clarín.

Son turistas que estaban en el Hotel Bustillo del complejo, el que fue impactado por el alud, y luego fueron alojados en el Hotel Pioneros, en el mismo predio.

 

Al menos 10 familias están en contacto por WhatsApp y siguen de cerca las noticias sobre la irregularidad que ya se confirmó que existía en la obra en construcción donde se levantaría un tercer hotel de la empresa. Ya estaba bastante avanzada y la parte edificada era mayor a los 950 metros cuadrados que había autorizado la municipalidad.

Hay muchas dudas e incertidumbre sobre hasta dónde se podría llegar si no hubo lesiones físicas, pero la cifra de demandantes podría llegar hasta unos 20. Son turistas que comentan entre sí la posibilidad de unirse y acudir a la Justicia.

Además, la malla de contención con gaviones, que terminó adentro del hotel, ni siquiera figuraba en el proyecto presentado.

 

Por esta irregularidad, había una orden de paralización de la obra dispuesta por la Municipalidad de Bariloche desde el 25 de octubre de 2021. El freno salió del área de Obras Particulares. Así lo confirmó Marcos Barberis, jefe de Gabinete de Bariloche. Inspectores chequearon el lugar en enero y en febrero y no notaron «movimiento» en la obra. Pero no figuran controles posteriores.

El Ministerio Público Fiscal de Bariloche ya tiene todos esos papeles y relevó con fotos y un dron el lugar del desastre.

 

«Queremos justicia. Sabemos que el alud no fue por ‘las fuerzas de la naturaleza’, como se quiso hacer creer en un principio. Lo que estamos esperando, hablando por mí y por mi esposa, es ver quién exactamente tiene la responsabilidad, para hacer las cosas bien y no ir a juicio contra quienes no tengan nada que ver. Si fue el hotel, que hicieron lo que no debían cuando se lo habían marcado, o si fue la municipalidad, que no controló después», dijo a Clarín Alfredo Blanco, este viernes, aún desde Bariloche.

 

Alfredo, que es empresario, había llegado el viernes anterior desde Chaco con su mujer, Natalia, sus hijos, Gonzalo (16) y Selene (21), y su sobrina, de 24 años, para pasar una semana de vacaciones. Estaban alojados en la habitación 109 del hotel de la tragedia. Las habitaciones 105 y 107 quedaron con tierra del piso al techo. Ahí estaban alojadas las tres víctimas fatales y la mujer de Víctor, la única sobreviviente de ese grupo. Ella quedó con el cuerpo semienterrado durante dos horas.

 

La mujer de Alfredo trabaja en Pami y tiene 46 años. El alud la sorprendió en el pasillo, justo antes de entrar a la habitación. Toda la familia se salvó por minutos, gracias a que Gonzalo insistió en salir antes del hotel para ir a pasear. Alfredo estaba afuera, pero Natalia se olvidó algo y volvió a subir hasta el primer piso. Él la siguió, aunque varios pasos atrás, para apurar al resto del grupo.

«Entrando al hotel siento un estruendo, un ruido terrible, y de repente empiezo a ver cómo cae un montón de tierra por la escalera. Automáticamente empezó a sonar la alarma del hotel, era una conmoción enorme«, recordó Alfredo.

«Empiezo a subir, me entierro en el barro. Y cuando consigo llegar al entrepiso veo el cuerpo de una persona envuelta en barro, me tuve que acercar porque estaba irreconocible. Era mi mujer. Estaba con sangre en la cabeza, fue muy desesperante«, relató.

 

Natalia terminó internada, junto a dos huéspedes más. Alfredo este viernes volvió a la clínica San Carlos a buscar la epicrisis -el documento donde figura el cuadro que ameritó que quede en observación y las medidas que justifican la externación-, para sumar a la eventual causa.

«Natalia no tiene heridas. Tiene un corte en la cabeza. Pero ella fue arrastrada por el alud. Ahí imaginate que había unas ramas gigantes, piedras. Si cualquiera de esas cosas que estaban en el barro le hubiese pegado en la cabeza, estaríamos contando otra historia. Por algo los médicos le hicieron un montón de estudios. Ella está bien y fue de milagro», detalló.

 

El dueño de Villa Huinid es Claudio Roccatagliata, el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Bariloche. Un comunicado de respaldo a los directivos de la empresa valoró que se «activaron rápidamente los protocolos de emergencia». No hubo más declaraciones después de ese impersonal texto.

¿Cómo fue la contención en el hotel después del desastre?

«Nadie del municipio se comunicó con nosotros. Fue muy diferente la atención del hotel. No sé si es que saben que se les viene algo feo y por eso se portaron así… pero desde la gerenta hasta todo el personal fueron excelentes. Nos daban a elegir si nos quedábamos en el otro hotel del complejo (el Pioneros), si queríamos ir a cualquier otro o volver a casa. Decidí quedarnos en el Pioneros porque estaba cerca de la clínica donde llevaron a mi mujer. Nos van a devolver la plata de la semana que habíamos reservado y hablaron con la aerolínea y nos cambiaron ese día los pasajes para el viernes a la noche», cerró Alfredo.

Previa escala y noche de hotel en Buenos Aires, la familia Blanco llegó este sábado a Chaco, donde definirá quién los representará legalmente. Y contra quién.