El sábado pasado por la mañana, una avioneta chocó contra el pavimento de una calle céntrica de San Pablo en Brasil. Leticia Schaefer da Silva caminaba por la calle José Julio Schumacher cuando comenzó a escuchar un ruido, luego un estallido y al rato, el avión destruido.

La secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad de la zona, que muestra cómo la avioneta Kolb Flyer, que tiene un peso cercano a los 600 kilos, cae directo contra el suelo y se hace pedazos contra una pared. No hubo muertos. Los dos pilotos abordo del avión, Fábio Juliano Reis, de 35 años, y Alexandro Cunhago, de 33, sufrieron sólo una hemorragia y algunas fracturas.

Amilton José Reis, el hermano de uno de los pilotos, relató que el avión había despegado una hora antes del aeródromo Brusque. La nave estaba en el aire cuando una falla en el motor los obligó a buscar un lugar para aterrizar de inmediato.

“Hubo una avería en el motor y ambos pilotos intentaron reanudar, reiniciar el avión y perder altitud. Trataron de aterrizar en la calle pero no hubo forma de colocar el avión en la posición alineada con el asfalto debido a que tocaron un cable aéreo cuando estaban a pocos metros de la calle”, contó Reis al medio local Globo.

Al lugar del hecho, llegaron los bomberos que rescataron a los pilotos, que se encontraban en estado de shock parados frente a la nave. Luego, los trasladaron al Hospital Azambuja.

 

 

 

Canal EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.