El piloto británico Olli Caldwell protagonizó el gran susto del fin de semana en Silverstone: tras sufrir un tremendo choque con el austriaco Lukas Dunner su auto terminó partido en dos. Pese al fuerte impacto, salió ileso y se retiró caminando de la pista.

Cuando se corría la vuelta 17 de un total de 20, Caldwell derrapó en una curva y Dunner lo chocó de costado para llevarse todo el tren trasero del monoplaza y dejando una impactante imagen sobre la pista de Silverstone.

Canal EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.