Una tormenta dejó al descubierto un barco del siglo XIX que estaba enterrado

    Dic 5, 2021

    El barco, llamado The Buster, viajó desde Nueva Escocia, Canadá, a Woolgoolga para cargar madera y luego zarpar con destino a Nueva Zelanda antes de que los mares traicioneros y una fuerte tormenta lo hundieran en la arena, informó el Daily Mail.

    El naufragio de esta embarcación, que tiene 39 metros de eslora, ocurrió hace casi 130 años, en 1893.

    Hace pocas semanas, lluvias torrenciales barrieron la arena que cubría al barco. Los residentes locales de inmediato compartieron las imágenes en las redes sociales.

     

    Ese famoso naufragio se encuentra bajo protección de la Oficina de Medioambiente y Patrimonio de Nueva Gales del Sur.

    Cada algunos años, de a acuerdo a las mareas y las precipitaciones, los restos pueden verse, aunque la mayor parte del tiempo está bajo arena. «De vez en cuando se puede ver, (pero yo) nunca lo había visto tan expuesto», le dijo un residente al Daily Mail.

    La historia del naufragio mejor conservado
    El arqueólogo Brad Duncan le dijo a ABC que es «uno de los naufragios mejor conservados» en cualquier parte del mundo.

    El Buster llegó a Woolgoolga el 17 de febrero de 1893, en donde la tripulación intentó atarlo al embarcadero. El mar estaba tan agitado que la cadena del ancla fue arrancada del barco y arrastrada hacia el mar.

     

    Los hombres que estaban a bordo temían por sus vidas pero, a pesar de todo lo que lucharon durante la noche, se sorprendieron al encontrar arena debajo de ellos durante la mañana siguiente.

    Actualmente, el Buster ya es una parte fundamental de la comunidad local y un orgullo para los vecinos.

    Otro hallazgo
    Hace pocos días se conoció que una misión arqueológica egipcia de la Universidad de Alejandría descubrió la proa y la parte central de un barco comercial del siglo XVIII, que transportaba diferentes tipos de mercancías y cientos de artefactos, y que se hundió en el mar Rojo al sur de la ahora conocida localidad de Hurgada.

    El cargamento estaba compuesto por diferentes tipos de granos y cientos de objetos que incluyen porcelana y vasijas de alfarería de diferentes formas y tamaños.

    Fuente: Clarín