Una mujer de Villa Mantero fue condenada a 10 años de prisión por permitir que violaran a su hijo

May 3, 2019

3 de mayo de 2019- Una mujer de la localidad entrerriana de Villa Mantero fue condenada ayer a 10 años de prisión efectiva por permitir que su concubino violara a su hijo de 6 años.

El tribunal del juicio realizado en Concepción del Uruguay estuvo integrado por Evangelina Bruzzo, Fabián López Moras y Mariano Martínez.

La lectura de la sentencia se realizó ayer, pero debido a una solicitud de la Fiscalía, la condenada permanecerá en libertad con medidas restrictivas, hasta que la sentencia quede firme.

Según pudo saber entreriosya.com.ar de lo informado por el diario La Calle la acusada se llama Marta Isabel Gadea y tuvo como abogado defensor Mario Arcusin, quien tomó contacto con la prensa una vez finalizada la lectura y se refirió a los pasos a seguir como defensor de la acusada: “Es necesario esperará hasta conocer los fundamente.

Tengo previsto recurrir a casación dentro de los 10 días hábiles, una vez que se haga la lectura oficial de los fundamentos”.

 


Gadea está acusada ante la justicia por los delitos de “Abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, agravado por la situación de convivencia preexistente”. La causa la llevara adelante el doctor Fernando Martínez Uncal, fiscal de Concepción del Uruguay.

La acusada vive en Villa Mantero y al momento de entregar su hijo, estaba en pareja con Roberto Andrés Rojas, quien está acusado de abuso sexual. Rojas no se presentó el día del juicio, por lo cual se ordenó su captura y fue hallado posteriormente muerto en el ex Parque San Carlos de Concordia. Segùn se investigó, el acusado se había suicidado al colgarse de una soga y dejó una carta reconociendo lo que había hecho.

El Tribunal, tras el debate, deliberó y ayer se dio lectura al adelanto de sentencia, cuyos fundamentos serán leídos el 10 de mayo a las 8 horas, declarando por unanimidad a Marta Isabel Gadea responsable de los delitos de “Abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, agravado reiterado”, en concurso ideal con el delito de “Corrupción de menores agravada”, los que a su vez concursan realmente con el delito de “Lesiones leves calificadas por el vínculo”, por lo que se la condenó a la pena de 10 años de prisión efectiva, manteniéndose su estado de libertad bajo medidas de coerción hasta que adquiera ejecutabilidad la sentencia, tal fuera solicitado por la Fiscalía.

Durante la lectura del fallo, estuvo presente el padre del menor abusado, exesposo de la acusada, quien se mostró conforme con la condena, pero contó que su hijo quedó bajo su custodia y tiene problemas con picos depresivos, por la cual debe tener controles y entrevistas con constantes con profesionale durante un tiempo largo.

Fuente: La Calle y 03442