Un jubilado se internó para una cirugía de cadera, pero le operaron una rodilla

    Dic 3, 2021

    La cadera suele ser una zona de conflicto en el cuerpo humano, a medida que pasan los años. El caso de Tomás Córdoba no es la excepción.

     

    Con el objetivo de superar los dolores que lo aquejaban, el jubilado de 72 años se internó en una clínica privada de Córdoba para someterse a una cirugía. Las indicaciones médicas estipulaban que le debían colocar una prótesis de fémur en la cadera. Sin embargo, una confusión cambió por completo el panorama: le operaron su rodilla derecha.

     

    El jubilado relató que durante la operación, en la que recibió anestesia local, escuchó «ruidos de una amoladora y golpes con martillo», pero producto de la sedación no podía distinguir en qué parte del cuerpo estaba trabajando.
    «No sabía dónde lo estaban interviniendo porque no sentía nada», relató el hombre en diálogo con el programa El Show del Lagarto, en ElDoceTV.

    Y agregó: «Me colocaron la peridural, no vi nada. Estoy bastante dolorido. La operación de rodilla es peor que una operación de cadera».

     

    Según relataron sus familiares, una de las hipótesis es que la confusión se originó porque había una persona en la misma clínica y con el mismo apellido que debía operarse de la rodilla.

     

     

    Córdoba despertó dolorido. Esperable en un postoperatorio. Pero cuando se fue a hacer una radiografía para ver cómo quedó la zona y notificar dónde había cortado el bisturí, le informaron que había sido intervenido, efectivamente, de la rodilla.

     

    Actualmente, se encuentra postrado en su casa de barrio Oña, en la capital provincial, donde deberá afrontar una recuperación de tres a ocho semanas.

     

    Esther, su esposa, denunció públicamente a la clínica y contó la increíble situación que vivió cuando quiso reclamarles a los médicos.

     

    “El doctor no daba la cara, recién en el ascensor alcancé a preguntar cómo había salido la operación y me dijo que a mi esposo le habían operado la rodilla”, contó la esposa de Córdoba.

     

    Luego llegó el intento de explicación: «Tenía un poquito mal la rodilla. Después, con la operación de la cadera, va a andar mejor».

     

    La mujer aclaró además a medios locales que las consultas con los médicos por la operación de su esposo comenzaron “hace dos meses” y remarcó que “nunca se habló de una operación de rodilla”.
    Según detallaron en ElDoceTV, la operación original finalmente se llevará a cabo el 6 de enero.