Un fin de semana largo con vuelos

Mar 29, 2019

29 de marzo de 2019- La Secretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria para suspender las medidas de fuerza anunciadas para mañana y el próximo lunes por el Frente de Sindicatos Aeronáuticos Unidos y la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), respectivamente, y reabrir por 15 días las negociaciones salariales entre los trabajadores y los representantes de Aerolíneas Argentinas y Austral, que habían quedado estancadas. “Ahora se abre una etapa de negociación con plazos definidos en la que seguiremos buscando un acuerdo para recomponer los ingresos de los pilotos”, indicó APLA, el gremio de pilotos que integra el Frente Sindical.

El conflicto entre los seis gremios aeronáuticos y las autoridades del Grupo Aerolíneas Argentinas-Austral, que controla el Ejecutivo nacional, se había estancado ante la negativa de las aerolíneas de bandera a actualizar los salarios en sintonía con la inflación. Al anunciar las medidas de fuerza para el viernes, los gremios APTA, APA, UPSA, APLA y UALA habían advertido que “contrariamente a los pomposos anuncios realizados por el Gobierno Nacional” la empresa estatal ponía como excusa la crisis económica y la política aerocomercial para no actualizar la pauta salarial de las paritarias 2018-2019.

La conciliación obligatoria también deja sin afecto el paro de 24 horas declarado por la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) para el lunes próximo. “Los trabajadores hemos dado un ejemplo de responsabilidad y criterio, en un contexto de crisis económica y social absoluta. El impacto de la inflación sobre el poder adquisitivo y el valor real del salario es insostenible”, había advertido Juan Pablo Brey, el secretario general de AAA, el gremio que convocó una medida de fuerza en soledad.

La negociación de 15 días que abre la conciliación obligatoria será un botón de muestra de la política que sostendrá el Gobierno durante el año electoral para evitar conflictos gremiales.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, evitó fijar la posición de la Casa Rosada durante la conferencia que ofreció junto a la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y se limitó a decir que “las paritarias recién están comenzando” e incluso entendió que su Ministerio no había tenido que intervenir hasta el momento en conflictos, a pesar de que pocas horas antes se había dictado la conciliación en el Grupo Aerolíneas Argentinas-Austral. Un olvido selectivo porque en enero tuvo resolver la disputa de los pilotos con la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) cuando pretendía extender licencias express a pilotos extranjeros.

El recurso de la conciliación obligatoria no sólo beneficia al gobierno ante la suspensión de las medidas de fuerza sino también es útil para los sindicatos. A partir de ahora, el gobierno a través de sus representantes tiene un plazo determinado para llevar adelante la negociación con los gremios que lo que reclaman es la actualización de la última parte de la pauta paritaria acordada el año pasado y que debe ser actualizada frente al incremento de la inflación. En caso de no llegar a un acuerdo los gremios podrán recurrir a las medidas de fuerza y el gobierno se verá impedido a recurrir a esta herramienta porque no se puede utilizar volver a convocar a la conciliación por una misma causa.

Fuente: Página12