• Jue. Oct 21st, 2021

Un expiloto de F1 y un exfuncionario, acusados por presunto lavado de dinero

PorEntreRíosYA

Ago 4, 2021

Serán acusados por presunto lavado de dinero proveniente del juego clandestino, informaron fuentes del caso.

La audiencia en la que los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, quienes investigan una vasta red de juego clandestino con conexiones judiciales y políticas, está prevista para las 16.

Según pudo averiguar Télam, los fiscales presentarán evidencias para acusar a Larrauri, un empresario que también fue concejal de la ciudad de Rosario, por presunto lavado de dinero obtenido por el jefe de una asociación ilícita dedicada a la explotación ilegal de juegos de azar, Leonardo Peiti.

El mismo delito le adjudicarían a Fernández Chemes, un abogado cuyo estudio fue allanado en diciembre del año pasado y que tras quedar involucrado en la causa de juego clandestino renunció a su cargo de secretario de Legal y Técnica del municipio de Villa Gobernador Gálvez.

Las imputaciones que se conocerán mañana forman parte de una segunda etapa –vinculada al lavado de dinero- de la causa iniciada el año pasado al capitalista de juego ilegal Peiti, y que tiene como imputados con prisión preventiva al exfiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal, y al fiscal Gustavo Ponce Asahad.

Ambos fueron acusados por el presunto cobro de 5 mil dólares mensuales de coima a Peiti, a cambio de advertirlo de investigaciones en su contra y brindarle protección judicial.

En la causa también está involucrado un senador provincial, Armando Traferri, quien fue citado a audiencia imputativa para el próximo 23 de agosto, pero aún está en discusión si posee o no inmunidad de proceso por sus fueros legislativos.

Traferri es investigado como la presunta “pata política” de la asociación ilícita liderada por Peiti, organizador y capitalista de una red de juego ilegal en distintas ciudades de Santa Fe.

Por su parte, Larrauri, que fue piloto de Fórmula 1 y comanda una empresa frigorífica en Santa Fe, quedó ligado al caso por la presunta compra de una serie de terrenos en el Gran Rosario que habría adquirido, de acuerdo a la investigación, con recursos vinculados a la banda de Peiti.

También existen supuestos préstamos mutuos entre ambos, cuyos detalles los fiscales darán a conocer mañana.

La pista que llevó la investigación hasta Larrauri surgió del allanamiento en diciembre pasado al estudio de un contador que le llevaba los papeles a Peiti, dijeron voceros de la investigación.

La residencia de Larrauri en el Country Golf Rosario del barrio de Fisherton fue allanada por orden de los fiscales en febrero último, para buscar documentación relativa a la pesquisa, pero no hubo orden de detención del empresario.

Fuente: Télam