Un condenado por el caso de Micaela García está en tiempo de tener salidas transitorias

Abr 5, 2020

Tres años después del femicidio de Micaela García, el expediente se encuentra en el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia, tras un largo recorrido por diferentes instancias judiciales, y aún con varias más por delante.

El miércoles, la foto de la joven de Concepción del Uruguay asesinada en Gualeguay el 1° de abril de 2017 se multiplicó en las redes sociales, con palabras de recuerdos, de dolor y de reclamos por justicia y contra los femicidios.

Mientras, el violador serial Sebastián Wagner cumple la condena de prisión perpetua en la cárcel de Paraná, y su patrón en el lavadero de autos y camiones, Néstor Pavón, lleva tres de los cinco años de encierro que le impusieron por encubrimiento, en la cárcel de Gualeguay; pero la acusación quiere sentarlo en un nuevo juicio por coautor del crimen de género. Aquí sigue estando el aspecto más controvertido en la causa.

Para entender qué y por qué debe resolver ahora el máximo tribunal de la Provincia, hay que recordar el derrotero que ha tenido el expediente, en una maraña de tecnicismos del proceso penal.

Salidas transitorias

Además, el dueño del lavadero está en una situación particular: lleva tres años detenido con prisión preventiva y, teniendo en cuenta la condena de cinco años de prisión, ya estaría pronto a obtener la libertad condicional o al menos las salidas transitorias. Por lo tanto, luego de la dilatada instancia ante el STJ, posiblemente pedirán su excarcelación, publicó Uno.

Cabe recordar que antes del juicio de 2017 había sido condenado mediante un procedimiento de juicio abreviado Fabián Ehcosor, la pareja de la madre de Wagner, por haberle dado resguardo en Moreno durante los días en que estuvo prófugo. Acordó tres años de prisión condicional por encubrimiento.