• Lun. Oct 18th, 2021

Un bebé murió tras una paliza y su madre quedó detenida

PorEntreRíosYA

Sep 25, 2021

Un niño de 18 meses fue asesinado a golpes en una vivienda del partido bonaerense de Berazategui, y por el crimen detuvieron a su madre y buscan a su padrastro, informaron fuentes judiciales.

La víctima, identificada como León Aquino, falleció este viernes en el hospital El Cruce de Florencio Varela, tras permanecer internado durante varios días, como consecuencia de una golpiza.

Fuentes judiciales informaron que luego de haber ingresado al centro asistencial el domingo 19 de septiembre, los médicos radicaron la denuncia por el estado de salud que presentaba el chico.

En un principio, el hecho comenzó a ser investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 especializada en violencia de género, pero este viernes la causa pasó a la UFI 3 de la fiscal Gabriela Mateos.

El niño falleció en las últimas horas a raíz de las lesiones sufridas por fuertes golpes en su cuerpo. La funcionaria judicial dispuso la detención de su madre.

En tanto, el padrastro está siendo intensamente buscado por la Policía, como sospechoso del homicidio.

Las fuentes añadieron que los vecinos de la pareja -que vivía en la calle 162 al 2600- ya habían radicado una denuncia por los malos tratos que recibían el niño y sus cuatro hermanos.

La fiscal Mateos ordenó la autopsia correspondiente, para establecer fehacientemente las causas del deceso.

“Nosotras desde junio de 2020 que venimos denunciando, a mi me llaman que mis sobrinos estaban gritando y que había golpes, vengo acá y mi hermana se estaba yendo dejando encerrado con candado a los chicos”, recordó una tía del nene.

La mujer dijo al canal C5N que la acusada la dejó ingresar a la casa, donde una sobrina salió “llorando de una de las piezas con León en brazos, que en ese momento tenía tres meses”.

“Me contaban como podían entre todos que les habían pegado, que se habían peleado entre ellos (la pareja) y que la mamá lo iba a buscar a él dejándolos solos”, relató y aseguró que “a partir de eso hubo más denuncias”.

La tía añadió que fueron a la escuela a contar lo que estaba pasando y que “por todos lados trataron de evitar que esto sucediera”.

“La asistente social vino dos o tres veces, me comentó que no notó nada raro. Nosotras no teníamos credibilidad”, criticó.

Los familiares pidieron “justicia” con carteles que tenían la imagen de León y de la pareja involucrada en el hecho.