Un bebé de solo año y medio de edad falleció este sábado a la noche en el Hospital de Niños San Roque.

El viernes había sido trasladado desde Victoria, tras ser rescatado de una pileta familiar, donde se había ahogado.

Fue rescatado en grave estado y trasladado a Paraná, donde agonizó más de un día. Los médicos del sanatorio capitalino realizaron todos los esfuerzos pertinentes, pero los daños neurológicos eran muy graves y el cuadro no se pudo revertir, indicó Uno.

Fuentes policiales señalaron que el suceso aconteció el viernes a la tarde y tuvo como víctima a este niño, que estaba junto a su madre. Ella y el bebé se habían mudado hace dos meses de Lanús Oeste, a la localidad entrerriana.

El lamentable suceso tuvo lugar en la zona del Quinto Cuartel, en Camino de la Costa y Spiazzi, en la casa del abuelo del niño.

Canal EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.