De esta manera la cifra de víctimas supera a la epidemia del del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que dejó casi 650 personas muertas en China continental y Hong Kong en 2002-2003.

La comisión de salud de Hubei también confirmó otros 3.400 casos nuevos en la provincia central, donde surgió el brote en diciembre, con lo cual el total de contagios asciende a más de 34.500.

Mientras tanto, el presidente estadounidense, Donald Trump, conversó el vienes telefónicamente con su homólogo chino, Xi Jinping, al que felicitó por un “trabajo muy profesional”.

“Están trabajando muy duro y creo que están haciendo un trabajo muy profesional”, dijo el mandatario a periodistas en la Casa Blanca.

Xi le aseguró a Trump que China era “totalmente capaz” de derrotar a esta nueva epidemia, y pidió a Washington, que niega la entrada a su territorio a los extranjeros que pasan por China, a que reaccione “de forma razonable”, según medios chinos.

Estados Unidos “está preparado para gastar hasta 100 millones de dólares de los fondos existentes para ayudar a China y otros países afectados”, declaró el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Canal EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.