• Sáb. Jul 24th, 2021

Su altura “BAJO CERO”: El río Paraná no frena su descenso

PorEntreRíosYA

Jun 22, 2021

El marcado descenso del río no se detiene. Poco antes del mediodía, el hidrómetro de Vías Navegables marcaba tres centímetros por debajo del cero, confirmó el perito topocartógrafo Alberto Leonardi, quien se desempaña en dicha repartición.

 

El profesional señaló que sorprende el río Paraná “porque hace mucho que no estaba así” pero que ya hubo ocasiones en las que se ha encontrado de esta manera.

 

Recordó que las escalas se pusieron por el año 1900 solamente con el fin de la navegación, para saber el calado de los barcos. En ese momento se consideró que era la parte más baja del río de acuerdo con las consultas realizadas a lugareños. Y aclaró que los cero se toman respecto del nivel del mar.

 

“En estos momentos, el río Paraná tienen en algunos lugares 40 metros de profundidad y en otros no hay nada. El río es como las personas: a veces es profundo y en otras playito”, comparó, a la vez que admitió que “en nuestra zona tenemos pasos críticos, con problemas de calado”.

 

 

Sobre lo que vendrá, manifestó: “Uno se basa en la historia. El Servicio Meteorológico no anuncia muchas lluvias, por lo que esto indica que no habrá más caudal. El INA, que hace estudios matemáticos, también dice que será negativo. Nosotros, con la experiencia que tenemos, consideramos que, hasta septiembre, si no llueve, podemos tener valores peores”.

 

“Estas bajantes cada tanto me gustan. Uno contra la naturaleza no puede hacer nada. Ahora podríamos arreglar los muelles, la costanera. Ahora el agua busca su propio cauce, entonces hay canales que se profundizan por sí solos. Se forman las islas y crecen las vegetaciones. Esto es parte de los ciclos. Toda la vida existieron bajantes y crecientes”, declaró Leonardi.

 

Y recalcó: “Si tuvimos menos 1,40, por qué no lo vamos a tener de nuevo. Lo que pasa es que las represas jugaron un papel muy importante, porque es como cuando en tu casa tenés un tanque de reserva. Cuando te cortan el agua, lo abrís. Pasaron muchos años y en la parte brasileña las represas tienen que haber perdido caudal, porque la arena se acumula y pierden profundidad”, opinó.

Finalmente, el ingeniero expresó que “como ciudad hay que prever que esto puede pasar. El río no te deja sin agua. Cuando uno coloca una toma, hay que buscar los sitios más profundos”.