“Sin empleo, la única que te queda es vender droga”, dijo un cura entrerriano

7655

El cura Ricardo López, quien fue vicario de la Parroquia de Santa Elena entre 2013 y 2015 y actualmente se encuentra en Paraná, sostuvo que las personas de condiciones vulnerables o desempleadas recurren a la venta de drogas como forma de sustento económico para sus familias porque no les queda otra posibilidad, tal como declaró hace algunos días el candidato a gobernador de Buenos Aires del Frente de Todos, Axel Kiciloff. “Sin herramientas y sin posibilidades de empleo, lo único que te queda es vender droga”, opinó el sacerdote.

El comedor comunitario de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe atiende a una población creciente de los barrios Humito, Mosconi, Alloatti, San Martín, Antártida Argentina, Cáritas, Los Hornos y La Floreta. Entregan, cada noche, de lunes a viernes, unas 200 viandas de comida, la mayor parte del tiempo guisados, a base de fideos o de arroz, el menú básico al que obliga la severa crisis económica.

“Somos de los pocos comedores comunitarios que hay en la ciudad. Este comedor tiene 20 años. Nació con la crisis de 2001. Antes trabajábamos más: teníamos 2 merenderos, que hemos cerrado”, dice el cura Ricardo López, párroco de Nuestra Señora de Guadalupe, asesor de la Pastoral Social. Lo dice con pesar: la demanda de comensales aumenta, pero los recursos son escasos.

Dice: “Tenemos muy poco apoyo. Hay un par de personas que nos proporciona carne. Y después también hay gente que nos donan fideos y arroz. Después, en el día a día, hay que pilotearla. Algunos días debimos bajar la cantidad de raciones porque no llegamos. Hay familias que en vez de 5 viandas se llevan 3. Se nos han agregado muchas personas, muy mayores y muy jóvenes también. En más de una vez debimos agregar agua a la olla por la cantidad de gente que viene. Y eso dificulta a la hora de repartir. Tenemos que estirar un poco más la ración”.

Fuente: La Sexta

(Comentario sobre la droga: minuto 10:45 al 13:06)

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.