• Jue. Jun 24th, 2021

Ruta 31 en Entre Ríos: Hace 15 años no es mantenido y cuando llueve parece una hidrovía

PorEntreRíosYA

Feb 18, 2021

El estado de las rutas y caminos rurales en todo el país deja mucho que desear. En Entre Ríos, un caso muy vigente es el del “Camino de la Producción”, que une los municipios de Maciá y Viale, pero es un ejemplo de lo que pasa en el resto de la provincia.

 

Se trata de un tramo de 75 kilómetros de ripio, que forma parte de la Ruta Provincial 31, y que desde la finalización de la obra en 2006 no ha recibido mantenimiento. El peor trago se lo llevan los productores lecheros que deben transitar ese camino todos los días. A pesar de los reclamos, Vialidad no parece tener intenciones de arreglarlo.

 

“El ‘Camino de la Producción’ refiere a un ripio que no existe más. Es un nombre figurativo porque en la práctica ya no cumple la función de camino firme para los días de lluvia.”, dijo a Bichos de Campo Víctor Veik, ingeniero agrónomo y uno de los dueños de “El Porvenir”, un establecimiento lechero en la zona.

 

Aparte de ser transitado por los vecinos que a diario deben sacar su producción, se trata de un camino muy importante porque conecta las zonas más alejadas de las rutas pavimentadas. “Un establecimiento en el centro-norte del departamento de Nogoyá está a 50 kilómetros por camino de tierra de cualquier otra dirección”, aseguró Veik.

 

Las primeras promesas del mejoramiento de los caminos en la provincia, según recuerda el productor, datan de la década de 1960. La obra del Camino de la Producción arrancó en 1997 y culminó en 2006. Desde entonces, no se ha efectuado ningún mantenimiento.

Esto llevó a que en 2019 se creara un Consorcio Caminero conformado por vecinos de la zona, que tiene a su cargo el mantenimiento de la red de 140 kilómetros de caminos secundarios. De alguna forma, esto se traduce en “si no tenemos camino principal, al menos tengamos alternativos”.

 

Uno de los principales problemas de la provincia es la calidad de sus suelos. “Entre Ríos tiene una geografía con suelo pesado, arcilloso, que no deja penetrar el agua de lluvia y por eso corre hacia los costados”, indicó Veik, quien también se dedica a la sistematización de suelos.

 

Es por esta razón que es común ver las cunetas totalmente tapadas e incluso, en varios tramos del camino, los vecinos no tienen otra alternativa más que circular sobre ellas porque no hay otros desagües habilitados.

 

“Vialidad acusa no tener fondos, gasoil o autorización. En la práctica lo que pasa es que se fuman la plata en cualquier otra cosa menos en hacer lo que tienen que hacer. Se la fuma el empleado público de una zonal que vende el gasoil por atrás, sin que nadie le diga nada, y hasta los jefes de vialidad que nombran a parientes en los cargos”, aseguró el ingeniero.

 

La circulación por el Camino de la Producción hoy se resume en contar con un tractor y un tanque cisterna para poder cumplir con las entregas, y es tan dramática en los días de lluvia que ha derivado incluso en parodias en las redes sociales.

 

“Vemos que hay mucha desidia. Cuando uno habla de estas cuestiones, no lo dice simplemente como una institución que está funcionando mal sino como una que hace muchos años dejó de cumplir su función mínima. Vialidad tiene que replantearse si quiere seguir manteniendo a la gente en el campo o si la quiere seguir expulsando como hasta ahora. Entre Ríos es una de las pocas provincias en donde más del 20% de su población vive aun en el ámbito rural y censo a censo eso va disminuyendo”, señaló con pesar Veik.

 

Fuente: Bichos de Campo

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.