Investigadores británicos comenzarán las primeras pruebas en humanos de una nueva vacuna contra el coronavirus desarrollada por el Imperial College de Londres.

Buscarán comprobar si es bien tolerada y produce una respuesta inmunológica efectiva, según se informó oficialmente.

Las autoridades aseguraron que la investigación fue desarrollada con la financiación de 41 millones de libras esterlinas (unos 51,4 millones de dólares).

Esta plata del Gobierno destinadas al Imperial College para el desarrollo de esa vacuna.

Los ensayos serán la primera prueba de una nueva tecnología denominada ARN autoamplificado.

Con esto se tiene el potencial de revolucionar el desarrollo de vacunas y permitir a los científicos responder más rápidamente a las enfermedades emergentes.

La vacuna fue sometida a rigurosas pruebas preclínicas de seguridad.

Se demostró que es segura y que produce signos alentadores de una respuesta inmunológica eficaz en estudios con animales.

En las próximas semanas, 300 participantes sanos recibirán dos dosis, indicó el comunicado del Gobierno británico.

Muchas vacunas tradicionales se basan en una forma debilitada o modificada del virus, o partes de él, pero la vacuna imperial se basa en un nuevo enfoque que utiliza hilos sintéticos de código genético, llamados ARN, basados en el material genético del virus.

Si la vacuna muestra una respuesta inmunológica prometedora, entonces se planearían grandes ensayos en una tercera fase para comenzar en unos meses con alrededor de 6.000 voluntarios sanos para probar su eficacia.

Los investigadores esperan que si los ensayos clínicos tienen éxito, la vacuna podría proporcionar protección contra el virus tanto en el Reino Unido como en todo el mundo.


Nuevo canal de EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.