Promueven asignación de pensión para familiares de víctimas de represión de 2001

Dic 22, 2021

Los autores de la iniciativa son los diputados nacionales por Santa Fe Eduardo Toniolli y por la provincia de Buenos Aires Leonardo Grosso.

Ambos legisladores promueven la asignación de una pensión para los familiares de las 38 personas asesinadas en el marco de la represión estatal ocurrida el 19 y 20 de diciembre del año 2001, cuando cayó el Gobierno de la Alianza.

«Aquellas jornadas fueron un punto de inflexión en nuestra historia reciente, el pueblo argentino dijo basta a las políticas neoliberales que se instalaron con fuerza en nuestra Patria a partir de la última dictadura», señaló Toniolli a Télam.

Dijo que ante «el genuino reclamo» de trabajadores y sectores populares, la respuesta de quienes tenían a su cargo la conducción del Estado -tanto a nivel nacional como provincial- fue la de reprimir brutalmente la protesta social, truncando la vida de 38 compatriotas».

«Corresponde que el Estado abrace a muchas familias que luego de eso quedaron desamparadas, debiendo reconstruir sus vidas desde la ausencia de un ser querido», agregó.

«Y en muchos casos en situaciones de extrema vulnerabilidad social», argumentó Toniolli, al fundamentar el proyecto.

Su colega Leonardo Groso dijo que el Estado «fue responsable de la represión del 19 y 20 de diciembre del 2001 y, además de la sentencia judicial a los culpables, creemos que los familiares de las víctimas asesinadas deben recibir una pensión».

«Diciembre de 2001 es todavía una herida abierta de la democracia argentina y un punto de partida para construir otra forma de desarrollar la política institucional y las organizaciones sociales son en parte fruto de aquellos años noventa y post menemismo», finalizó Grosso.

El proyecto de Toniolli y Grosso cuenta con el acompañamiento de las diputadas Natalia Souto y Verónica Caliva y el diputado Juan Carlos Alderete, representantes de los movimientos sociales que integran el bloque del Frente de Todos.