Inicio AHORA Pesar por la muerte de César Isella

Pesar por la muerte de César Isella

El músico y compositor folclórico César Isella, falleció hoy a 82 años. Integrante del legendario conjunto Los Fronterizos y de impecable carrera como solista, falleció luego de permanecer varios meses internado por una patología cardíaca.
El artista folclórico salteño y autor de “Canción con todos” y “Canción de las simples cosas”, padecía de una cardiopatía severa que surgió a raíz de los tratamientos a la que fue sometido en 2012 por una enfermedad.

Isella, nacido en Salta el 20 de octubre de 1938, es uno de los cantantes y compositores de folclore más respetado de la Argentina y una de las figuras del Movimiento del Nuevo Cancionero.

Fue además impulsor de Soledad Pastorutti cuando ésta era una niña, pero la relación terminó en malos términos y llegaron a la instancia judicial.

Su dupla con Armando Tejada Gómez fue una exquisitez del canto popular. Uno de los tantos legados que quedaron de su arte.

 

Isella, nacido en Salta el 20 de octubre de 1938, es uno de los cantantes y compositores de folclore más respetado de la Argentina y una de las figuras del Movimiento del Nuevo Cancionero.

César Isella fue uno de los artistas elegidos cuyas canciones forman parte del inconsciente colectivo. Una de ellas, “Canción con todos” (con letra de Armando Tejada Gómez), a medio siglo de su creación, trascendió las fronteras y es uno de los himnos populares universales de todos los tiempos. Es autor, además, de “Canción de las simples cosas”, “Resurrección de la alegría” y “Triunfo agrario” (Armando Tejada Gómez), “La Patria dividida” (Pablo Neruda), “Noticia para viajeros” (Julio Cortázar), “Canción para despertar a un negrito” (Nicolás Guillén) y “Crónica de un semejante” (Hamlet Lima Quintana), entre otros sucesos.

 

La primera recompensa que obtuvo gracias al canto fue una pelota de fútbol. Con apenas 7 años (había nacido en Salta el 20 de octubre de 1938), decidió inscribirse en un certamen semanal de nuevas voces. Ganó. Se llevó el premio. Y también encauzó precozmente su vocación.

Junto a Alejandro Tejada Gómez, César Isella escribió “Canción con todos”, uno de los grandes himnos no sólo de la música argentina sino también de América Latina
Junto a Alejandro Tejada Gómez, César Isella escribió “Canción con todos”, uno de los grandes himnos no sólo de la música argentina sino también de América Latinatélam

Diez años más tarde tuvo su bautismo profesional con Los Sin Nombre, quinteto folklórico que completaban Tomás Tutú Campos y Javier E. Pantaleón (quienes formarían Los cantores del Alba), Luis Gualter Menú y el Japonés Higa. En 1956 arribó a Los Fronterizos, que buscaba un reemplazante para Carlos Barbarán. En la formación de Gerardo López, Eduardo Madeo y Juan Carlos Moreno (que rivalizaba en estilo y popularidad con otro cuarteto emblemático del folklore, Los Chalchaleros), permaneció una década. Entonces decidió abandonar el conjunto y reinventarse.

 

Cuando emprendió su carrera como solista, a fines de 1965, Isella tanteó el camino a ciegas: a veces se presentaba vestido de gaucho; otras, con un traje. Un prestigioso crítico asistió a un recital y redefinió su nuevo rol en el escenario: “Acabo de escuchar a Los Fronterizos sin Madeo, sin Moreno y sin López”. A partir de allí se animó a profundizar su estilo característico. Su prueba de fuego -ampliamente superada- fue el Festival de Jesús María, en enero de 1966.

Para entonces, el nuevo canto latinoamericano estaba en ebullición. Isella estaba deslumbrado con el cancionero social, representativo de los años convulsionados de la Guerra Fría, Vietnam, el Che, el Mayo francés. En Mendoza conoció en un mismo día a Atahualpa Yupanqui, Armando Tejada Gómez, el pintor Carlos Alonso, Tito Francia, Oscar Matus y a su mujer, Mercedes Sosa. La senda estaba trazada. El desafío implicaba recorrer nuevos caminos. Entonces se echó a andar por América Latina.

 

En esas giras de largas mesas fraternas y poco rédito económico encontró una solución a algo que daba vueltas en su cabeza: debía ampliar el repertorio. Algunas letras propias no lo convencían del todo. Amigos de distintas partes le acercaron libros de Nicolás Guillén, César Vallejo, Pablo Neruda. Tomar textos de esos autores esenciales significó un cambio sustancial en su repertorio y en su vida. Al musicalizar esos poetas amplió su cancionero y también su bagaje creativo. Incorporó otros nombres: Nicomedes Santa Cruz, José Pedroni, Manuel Castilla, Héctor Negro. Y volvió a otro poeta fundamental: Armando Tejada Gómez.

El primer encuentro artístico con Tejada Gómez -encuentro de dos provincianos, salteño y mendocino, en la gran ciudad- fue en el verano de 1967. Allí escribieron “Muchacha del sur”. Dos años y medio después, conmocionados por la situación social y política latinoamericana, crearon “Canción con todos”. No lo sabían entonces, pero esa canción, con medio siglo de vigencia, sería traducida a treinta idiomas y designada por la Unesco como el Himno de América Latina.

 

Su génesis fue un viaje de Isella por las raíces del continente: en mayo de 1969, en Santo Domingo, empezó a borronear una letra (que le llevó a Tejada Gómez, para que éste la descarte casi por completo) y una melodía. Al regresar a Buenos Aires, la terminaron de plasmar en su casa de Lima 131.

La primera vez que la cantó fue en Chile, en un encuentro con el entonces presidente Eduardo Frei Montalva. En 1995 volvió a interpretarla en el país trasandino, ante una cumbre de presidentes de Iberoamérica. El destino lo puso frente a otro presidente, Eduardo Frei Ruiz Tagle, hijo del anterior mandatario. En aquel encuentro participaron Fidel Castro, Felipe González y el rey Juan Carlos.

Como Mercedes Sosa, Horacio Guarany, Víctor Heredia, León Gieco o el Cuarteto Zupay, formó parte de la legión de artistas populares que recuperaron su voz en el marco de la democracia. Regresó a la Argentina cuando ya había sido elegido democráticamente el presidente Raúl Alfonsín. En octubre de 1983 reapareció ante un fervoroso público que colmó el estadio Obras Sanitarias. Los años siguientes fueron fértiles en presentaciones, discos, premios y nuevas canciones.

 

En 1995 fue el impulsor del boom de Soledad. Isella estaba a cargo de la Peña Oficial de Cosquín, y ella era una quinceañera que quiso presentarse con su hermana Natalia. Pero no pudieron cantar por ser menores de edad y carecer de autorización. Recién lo hicieron al año siguiente. Desde entonces, él fue su representante. El vínculo duró siete años y terminó cuando Isella la demandó por incumplimiento de contrato. La justicia falló a su favor.

En 2007, al celebrarse medio siglo del inicio de su carrera profesional, lanzó el álbum 50 años de simples cosas, una compilación de éxitos acompañado por grandes artistas, constituido en su último legado discográfico.

 

 

!!Canal EntreRíosYA!!

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
El tiempo - Tutiempo.net
En vivo y directo el sorteo comienza automaticamente de Lunes a Sábado a las 11:30, 14:00, 17:30 y 21:00 horas.

MAS NOTICIAS

El sábado comenzará la vacunación a docentes entrerrianos

La vacunación a mayores de 70 años en la capital entrerriana continuó este jueves en el Centro de Día "Luis Federico Leloir". El gobernador,...

Cuáles son las mejores telas de tapabocas, dónde guardarlos y cómo lavarlos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó varios consejos sobre el uso de mascarillas de tela durante la pandemia de COVID-19.   Entre otras cosas,...

Fuerte temporal de lluvia se registra en Entre Ríos

Fuerte temporal del lluvia se registra este jueves en Paraná. Existe un alerta vigente por fuerte caída de lluvia en pocos horas abarcando en SANTA FE:...

La AFIP subastará online repuestos para vehículos: cómo verlos y anotarse

A través de la resolución 4/2021 de la Dirección Regional Aduanera Hidrovía, publicada hoy en el Boletín Oficial, la AFIP autorizó la venta de...

Tres personas sufrieron mordeduras de palometas en río Paraná

Tres personas sufrieron mordeduras de palometas en una zona balnearia de la costa del río Paraná, conocida como Rambla Catalunya, en el norte de...

EntreRíosYA