• Lun. Jun 14th, 2021

Pediatra trucho: La médica a la que le robó la matrícula lo denunció en 2019

PorEntreRíosYA

Jun 8, 2021

Tras conocerse la noticia de la detención de Carlos Alberto Murguia, el falso pediatra que atendió tres años en la clínica Luzuriaga, en Llavallol, este martes salieron a la luz más detalles: habló la médica a quien le había robado la matrícula. Y contó que ella lo había denunciado en 2019, pero la Justicia tardó un año y medio en iniciar la investigación.

 

 

 

“Me entero de todo esto en septiembre de 2019 y el 20 de ese mes fui a la clínica para certificar que estaban utilizando mi número de matrícula. Fui como paciente y cuando vi el certificado con el sello de que estaban utilizando mi número, llamé a la Policía. Ahí inicié una causa penal”, relató la doctora, quien en charla con TN pidió no dar a conocer su nombre para resguardar su identidad por las investigaciones que siguen su curso.

 

 

El caso se conoció este lunes tras la detención del faso médico clínico y pediatra. Todo producto del resultado de distintos allanamientos realizados por la Policía provincial a la clínica Luzuriaga y al domicilio particular de Murguia en Moreno.

 

En el momento de la detención, Murguia tenía consigo un maletín. Y dentro llevaba tarjetas donde se presentaba como “socio gerente” de la clínica, sellos y hasta un estetoscopio.

 

 

La Justicia de Lomas de Zamora secuestró más de 100 historias clínicas de adultos y unas 200 de menores, además de contratos, sellos y documentación de interés, así como gran cantidad de instrumentos médicos, remedios, recetarios, sellos apócrifos y otros elementos de prueba.

 

Durante la entrevista, la doctora puntualizó el peregrinaje que realizó desde septiembre de 2019 como para poder desenmascarar al usurpador de su título.

 

“Primero fui al colegio de médicos en el distrito 2 que queda en Avellaneda y luego fui al Ministerio de Salud. En noviembre de ese año, desde el Ministerio, me hicieron firmar unos papeles eximiéndolos del delito porque la usurpación había sido en Provincia. Así que el expediente fue a parar a la Super Intendencia de Salud”, explicó.
Y agregó: “Entre médicos nos damos cuenta de quién estudió y quién no. Cuando me presenté en la clínica me di cuenta que había varias irregularidades. Fue una situación dificil. Es algo inentendible que haya pasado tanto tiempo y no se haya hecho nada”.

 

 

La doctora dijo que la investigación del caso recién cambió en marzo de este año. Es decir, casi un año y medio después de que ella lo denunció: “Pasó mucho tiempo. Pero todo cambió desde que tomó el caso el fiscal Javier Martínez. El 8 de marzo se comunicaron conmigo y el 30 de abril pude ratificar la denuncia penal”.
Y ratificó: “Desde que lo denuncié en septiembre de 2019, la primera respuesta de la Justicia fue el 8 de marzo de este año. Yo creo en la Justicia y pretendo que se investigue porque estoy segura que una persona sola no puede hacer todo esto. Pero en el medio hubo muchos damnificados que fueron víctimas de alguien que no sabe de Medicina”.

 

En el cierre de la entrevista, la doctora admitió “sentir miedo” por su seguridad. “Uno no puede saber hasta dónde llega el delito. Traté de insistir porque hubo muchos menores implicados. Y la verdad que no se bien a lo que me estoy enfrentando”.

 

En el caso intervino el Juzgado de Garantías N° 4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. En tanto la causa fue caratulada por el delito de “falso ejercicio de la medicina, usurpación de títulos y honores; y falsificación de documento público”.

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.