Norberto Acosta anunció que no seguirá en el Lobo de la histórica

Jun 11, 2019

11 de junio de 2019- Lo que se presumía desde hacía algunos días se terminó de confirmar en la jornada de ayer; Norberto “Beto” Acosta dejó de ser el entrenador de Gimnasia y Esgrima tras no arreglar con la dirigencia su continuidad para la próxima temporada del Torneo Federal “A”.

Pese al intento y a la idea de darle continuidad al proceso por parte de la la cúpula dirigencial del Lobo, Acosta y su cuerpo técnico terminaron de definir su salida. Tras una reunión que se dio en la tarde de ayer en nuestra ciudad entre el propio Acosta y algunos dirigentes que manejan el fútbol de la institución menssana se confirmó el alejamiento del DT y sus colaboradores Gastón Fiorotto y Ariel Román.

 

“La decisión fue nuestra” fueron las primeras declaraciones de Acosta anoche a La Calle una vez conocida la noticia. Anteriormente ya le había comunicado su alejamiento a los jugadores que tuvo en el último plantel. Además, el ahora ex entrenador de Gimnasia comentó “nos vamos en la búsqueda de un nuevo desafío deportivo. Por respeto esperamos y quisimos escuchar la propuesta que nos podía hacer de la dirigencia de Gimnasia. Los escuchamos, querían que nos quedáramos pero como cuerpo técnico decidimos un cambio. Sólo tenemos palabras de agradecimiento para todos, es un hasta luego” manifestó.

Acosta estuvo al frente del equipo por un año y medio, logrando mantener la categoría en la temporada 2017-2018 tras el alejamiento de Carlos Roldán.

Luego, en la 2018-2019 llegó a la fase de cuartos de final, donde quedó eliminado a manos de Defensores de Belgrano de Villa Ramallo.

En los últimos días se conoció que Chaco For Ever estaba interesado en contar con los servicios del entrenador, por lo que le habría hecho una propuesta económica difícil de igualar para el club uruguayense. Se espera que en los próximos días se concrete su llegada para dirigir al equipo chaqueño.
Ahora la dirigencia deberá abocarse en la búsqueda de un reemplazo, con varios nombres que empiezan a sonar.

Fuente: La Calle