Más datos escalofriantes del del asesinato y violación en Puerto Deseado

Feb 25, 2020

«Mi hermano, Omar Alvarado, quiso matar a mi hijo en la misma cueva hace aproximadamente un mes y medio», afirmó la mujer, llamada Rosalía, en diálogo con la radio FM Desire 101.7, de la localidad santacruceña.

Alvarado estuvo demorado por aquel ataque a su sobrino durante algunas horas, a disposición del juez de Puerto Deseado Oldemar Villa, el mismo del caso de la violación y asesinato. Aunque estaba acusado del delito de homicidio en grado de tentativa, finalmente fue liberado.

La hermana del sospechoso sostuvo que fue ella misma quien ahora volvió a denunciar a su hermano cuando se enteró de que una mujer había sido violada y su hijo de 4 años, asesinado.

La mujer dijo que se encontraba de viaje cuando se enteró de lo sucedido en las playas de Puerto Deseado y afirmó haber identificado a su hermano luego de ver el identikit confeccionado por testigos del hecho y difundido públicamente.

«Nunca pensé en encubrirlo. Hice lo que tenía que hacer. Gracias a mí esto no quedó impune», dijo. También sostuvo que «si se quedaba callada» este caso iba a quedar impune «como todos los casos que pasaron en Puerto Deseado».

El malestar por la falta de avances palpables en las investigaciones de delitos en esa ciudad fue uno de los ejes de la marcha en la que ayer se exigió justicia por la violación de María Mercedes Subelza y el asesinato de su hijo Santino. En ese sentido, en el centro de los cuestionamientos estuvo, precisamente, el juez Villa.

Fuente: Télam