• Sáb. Jul 24th, 2021

Las graves consecuencias tras el accidente en el Tour de Francia

PorEntreRíosYA

Jun 27, 2021

Lo que prometía ser una gran jornada para el ciclismo con el arranque de la etapa 1 del Tour de Francia terminó en una escena dantesca a causa de una fanática que obstruyó a uno de los competidores generando que pierda el equilibrio y se caiga arrastrando con él a muchos de los competidores. Los protagonistas e inclusive espectadores quedaron heridos luego del choque masivo. Algunos tuvieron que abandonar la competencia y los organizadores ya comenzaron con las acciones legales.

 

Dentro de los más perjudicados aparece el español Marc Soler. El representante del Movistar Team tuvo que ser trasladado a un hospital donde fue examinado tras sufrir un golpe en la muñeca que le ha provocado dolor y una posible fractura. “Pasará la noche con atención médica luego de lograr finalizar la primera etapa del certamen (+25?)”, había advertido la cuenta oficial del equipo apenas ocurrió el accidente. Los resultados de los estudios arrojaron una dura noticia: “Ha sufrido fracturas en las dos cabezas de radio y la cabeza del cúbito izquierdo”.

 

 

La aficionada que provocó el enorme accidente en el Tour de Francia será demandada por los organizadores de la prestigiosa carrera. La mujer levantó una pancarta ligeramente sobre la carretera mientras miraba directamente a las cámaras de televisión de las motocicletas dando la espalda hacia el pelotón que llegaba a toda velocidad. El piloto alemán Tony Martin, ubicado en la cabeza del pelotón antes del caos, pasó rozándola y perdió el equilibrio. Cuando se cayó causó un horrible efecto dominó que terminó en una telaraña de bicicletas y cuerpos. “Estamos demandando a esta mujer que se portó tan mal”, declaró a la AFP el subdirector del Tour, Pierre-Yves Thouault. Y agregó al respecto: “Debemos hacerlo para que la pequeña minoría de personas que no respeta las reglas no arruine el espectáculo para todos”.

 

El medio francés L’Equipe informó que la brigada de Gendarmería de la localidad de Landerneau está encargada de la investigación por “lesiones involuntarias con incapacidad no superior a tres meses por violación manifiestamente deliberada de una obligación de seguridad o prudencia”. Al mismo tiempo, abrieron un veloz proceso para que se presentes testigos que puedan aportar datos para identificar a la responsable, quien abandonó el lugar antes que intervengan las fuerzas de seguridad. Según el periódico regional Ouest France, la mujer que vestía una chaqueta amarilla huyó del lugar y aún no ha sido encontrada

 

 

En el momento que ocurrió el hecho, el piloto alemán del equipo DSM, Jasha Sutterlin, debió retirarse automáticamente aunque todavía no hay precisiones sobre la lesión que tuvo más allá de que los primeros informes indican que tuvo problemas en una mano.

 

 

Además, muchas otras personas resultaron heridas, incluidos los espectadores. Según el medio especializado Cycling News, al menos 21 corredores resultaron heridos como el lituano Ignatas Konovalovas con un traumatismo craneoencefálico con conmoción cerebral y Cyril Lemoine, quien debió se trasladado de urgencia con una lesión en la muñeca, cuatro costillas rotas, un neumotórax moderado y una herida en la cabeza.

Varios de los implicados debieron acudir a los centros médicos para realizarse exámenes adicionales, como el italiano Kristian Sbaragli, quien necesitó una sutura en el labio y también sufrió una contusión en el pecho. Los medios franceses adelantaron algunos de los partes médicos como el de Marc Hirschi (disyunción acromioclavicular severa) y Chris Froome (traumatismo en la cadera y el pecho), aunque esperaba un examen de mayor profundidad.

 

El campeón italiano Sonny Colbrelli y el piloto holandés Wout van Aert, que atropelló a Martin antes de caer de cabeza, estaban entre los favoritos para ganar la primera etapa en la cima de la colina, pero ambos se retrasaron mucho con el conflicto del kilómetro 45,7. Dos pilotos del equipo Ineos, Richie Porte y Tao Geoghegan Hart, perdieron tiempo mientras que el campeón Tadej Pogacar vio a su mano derecha Marc Hirschi gravemente herido.

 

Accidente masivo

Este sábado, el pelotón partió de la ciudad de Brest, en el oeste de Francia, con el objetivo de recorrer los 198 kilómetros hasta Landerneau. Durante el paso de los ciclistas por la región de Bretaña, una fanática se metió en la ruta con un cartel en sus manos, intentando tomarse una fotografía. Justo en ese momento pasó el veterano Tony Martin, quien impactó de costado contra la mujer, cayó de su rodado y arrastró consigo a muchos otros participantes que lo seguían.

Las imágenes fueron realmente espeluznantes, con un gran número de corredores tirados en el piso, algunos de ellos lastimados. Otros, incluso, salieron disparados de la ruta y terminaron a la vera del camino entre la vegetación. Despejada la confusión, el alemán Jasha Sutterlin fue el primero en retirarse, mientras que un ensangrentado Martin pudo volver a montar su bicicleta.

 

A partir de este incidente, la organización del evento debió advertir a los espectadores que “respeten la seguridad de los corredores” y que “no lo arriesguen todo por una foto o para aparecer en televisión”.

 

La misteriosa mujer de amarillo que generó un caos
El único objetivo que tenía la misteriosa mujer de campera amarilla era el de aparecer en cámara. Enviar un inocente mensaje y tener sus milésimas de segundo de fama para que sus familiares la reconozcan. En su ingenuo plan nunca estuvo convertirse en una presa de las fuerzas de seguridad francesas y, mucho menos, poner en riesgo la integridad física de cientos de personas. Pero su acto inconsciente se convirtió en un suceso mundial que la empujó a los principales medios del mundo por ser responsable de un impactante accidente que quedará para la historia del Tour de Francia.

Cuando faltaban completar 45 de los 198 kilómetros planificados para la primera etapa del Tour, que comprendía la unión de la ciudad portuaria de Brest con el municipio de Landerneau, la aficionada sólo se interesó en las cámaras que viajan en motocicletas algunos metros adelante del pelotón de ciclistas y se encargan de transmitir para todo el mundo los detalles de la mítica competencia.

Esperó que pase ese vehículo y se posicionó algunos centímetros por encima del asfalto y con un pedazo de cartón escrito para enviar su mensaje. Ese cartel improvisado, que estaba por dentro de la carretera, desató el caos cuando se interpuso en el camino del veterano ciclista Tony Martin. “Allez Opi-Omi!”, decía el cartel en lo que se tradujo como “Vamos abuelo y abuela”, en una mezcla entre alemán y francés. Más allá de que todavía no se conoce la identidad de esta persona, el medio francés Le Figaro la definió como una “espectadora alemana”.

Según las imágenes aéreas que capturaron en la transmisión, la mujer en cuestión no sufrió ninguna lesión a diferencia de los múltiples heridos que hubo por su accionar entre ciclistas y espectadores. En el video se nota cómo ella gira tras el impacto de Martin y logra quedar de pie, mientras se desencadena un masivo accidente con el nutrido pelotón de corredores que venían a unos 50 km/h según la información que brindó el medio alemán Bild.

 

El diario deportivo francés L’Equipe aseguró que la mujer se marchó de la zona de conflicto antes que arriben las fuerzas de seguridad, que inmediatamente lanzaron una desesperada búsqueda por hallar testigos que puedan permitir la identificación de esta persona. La investigación está emparentada a “lesiones involuntarias con incapacidad no superior a tres meses por violación manifiestamente deliberada de una obligación de seguridad o prudencia”.