A partir del brote de la pandemia de coronavirus, el consumo de alcohol en los países en cuarentena se triplicó. En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó no consumir alcohol durante la cuarentena ya que “compromete el sistema inmunológico y aumenta el riesgo de resultados adversos”, alertó la entidad sanitaria en un informe.

El consumo de alcohol pone en mayor riesgo a la persona de contraer el virus, además que “puede exacerbar la vulnerabilidad de la salud, los comportamientos de riesgo, los problemas de salud mental y la violencia”.

“El consumo excesivo de alcohol puede comprometer el sistema inmunitario y debilitar su capacidad de defensa contra los virus, por lo que si las personas se infectan con el coronavirus, el consumo de alcohol puede empeorar el riesgo para su salud”, indicaron.

Por lo tanto, desde la OMS sugirieron que “las personas deben minimizar su consumo de alcohol en cualquier momento, y particularmente durante la pandemia de coronavirus”.

La OMS también derribó el “mito peligroso” que afirmaba que el consumo de bebidas alcohólicas protegía a las personas de contraer el coronavirus o incluso una alta concentración de alcohol etílico en el cuerpo podía llegar a matarlo.

En Argentina, algunas localidades optaron por aplicar la Ley Seca, mientras que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aseguró que es algo que no está en los planes. El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, impuso la prohibición de venta y transporte de alcohol en toda la provincia desde las 20 horas durante los fines de semana.

La Sedronar recomendó establecer horarios para el consumo de alcohol, evitarlo mientras se realiza trabajo remoto, tareas domésticas o de cuidado y comer o tomar abundante agua antes, además de llamar al 141 en caso de necesitar intervención profesional.

Nuevo canal de EntreRíosYA

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.