La OMS compara las variantes Ómicron y Delta: Vacunas y síntomas

Dic 12, 2021

La variante Ómicron del coronavirus genera alerta en todo el mundo ya que parece propagarse más rápido que la Delta, con síntomas más leves, lo que debilita la acción de las vacunas, señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque destacó que estos datos son preliminares.

Hasta el 9 de diciembre, la nueva variante fue registrada en 63 países. Según los especialistas, Ómicron contiene 32 mutaciones en la proteína “S” necesaria para infectar las células.

La OMS proyectó que «esta variante superará a Delta en los lugares donde hay transmisión comunitaria”. Los datos todavía son insuficientes para establecer el nivel de gravedad del cuadro clínico que provocará, incluso si por el momento el síntoma parece ser de «leves a moderados» tanto en el sur de África como en Europa.

Según informaron especialistas, los síntomas compatibles con la nueva variante son extremadamente leves, y se presentan como una gripe suave con tos, dolor de cabeza y fatiga.

Sobre las vacunas, los pocos datos inducen a pensar que el perfil genético de Ómicron, con la mayoría de sus mutaciones en la proteína que el virus usa para colonizar células humanas, «baja la eficacia de protección contra el contagio», dijo la OMS.

Sin embargo, señalaron que “la adaptación de los fármacos existente a las nuevas variantes es potencialmente posible”. El principal reto residente en las medidas adoptadas por los Estados y la investigación sobre la eficacia de las inmunizaciones que puede llevar bastante tiempo.

Se ha demostrado que las vacunas son altamente eficaces contra la cepa delta. Es probable que las dosis tengan cierta eficacia contra ómicron también, sobre todo en los casos más graves, a pesar de que su efecto es reducido en comparación con otras variantes, detalla el reporte.

Al finalizar, la OMS afirma que los datos recolectados hasta el día de hoy aún no son suficientes para sacar conclusiones sobre la peligrosidad de la nueva variante.