Inicio EN URDINARRAIN Juventud Urdinarrain ganó el Clausura en un final escandaloso

Juventud Urdinarrain ganó el Clausura en un final escandaloso

En Urdinarrain y bajo un clima de fiesta en las tribunas, Juventud y Deportivo definieron el Torneo Clausura de la Liga de Gualeguaychu ante una multitud que colmó el J. J Stauber.

En un partido muy luchado, el primer tiempo fue equilibrado y ambos buscaron el arco rival, aunque las más claras fueron para Deportivo que lo tuvo primero con un centro del juvenil Marcos Paredes que metió la pelota al área donde Gastón Quintero se chocó el balón y casi la manda contra su propio arco pero Rodrigo Gauna a puro reflejos logró tapar la sorpresiva pelota, que en el rebote le quedó a Gastón Popelka que no pudo definir y la pelota se perdió apenas arriba del travesaño.

Por su parte, Juventud buscó aprovechar una pelota parada y tras un remate de tiro libre de Blas Asevedo, el local tuvo la más clara que terminó tapando Bruno Spiazzi a una pelota que venía envenenada.
Enseguida, Deportivo volvió a tener otra muy clara, con un nuevo centro de Paredes, que encontró a Rodrigo Canario que desde la medialuna sacó un remate certero, que Rodrigo Guana en una brillante estirada terminó sacando la pelota al córner.
Fue un primer tiempo a dientes apretados, con mucha fricción en la mitad de la cancha, resaltando la figura de Gauna y Asevedo en Juventud.
En el complemento, enseguida lo tuvo Deportivo con una llegada hasta el fondo de Gastón Popelka que no pudo conectar Pablo González en el área menor y terminó rechazando la última línea de Juventud.


Al minuto 15, el árbitro Jorge Moreno pitó una falta de Víctor Fiorotto al costado del área que protestó todo Deportivo, y Marcelo Horst fue expulsado por arrojarle la pelota a Víctor Fiorotto. El juez consideró que se la había arrojado de mala manera y terminó expulsando al defensor azul ante el repudio de todo Deportivo que consideró injusta la expulsión. Para colmo de males, el árbitro uruguayense tvo una actitud prepotente en forma permanentemente hacia los jugadores, en reacciones insólitas del hombre de negro, que exaltó permanentemente a los jugadores y no ayudó a que el espectáculo mantenga los carriles normales.

 

Luego de la expulsión, Deportivo perdió su rumbo, y Juventud aprovechó el hombre de más. Fue así que tres minutos más tarde, Pedro Mornacco dejó corto un pase en la mitad de la cancha, la pelota le quedó a Blas Asevedo que sacó un pase milimétrico para Víctor Fiorotto, quien avanzó sobre el área y ante la salida de Bruno Spiazzi, la picó para que la pelota ingrese al arco vacío y desate el furor en Juventud que pasaba a ganar el partido y ampliaba la diferencia a dos en el global.
Después del gol, Juventud se acomodó en el partido, jugó con la desesperación de su clásico rival y pudo ampliar la diferencia en más de una ocasión, pero falló en la puntada final y hubo buenas intervenciones del arquero Spiazzi.
Finalmente a los 32, una gran jugada de Juan Francisco Pereyra, Cachete dejó solo a Cristian Godoy que ingresando al área por la derecha, sacó un misil inatajable para que la pelota de en el travesaño y vaya a dar a la red para el 2 a 0.
A los 37, Emiliano Ochoa que había ingresado desde el banco, de tiro libre puso el descuento para Deportivo que igualmente no le alcanzó porque en los avances siguientes del equipo de Gonzalo Perrón, nuevamente chocó con un infalible Rodrigo Gauna.
El árbitro Moreno pitó el final, y Juventud merecidamente festejó el título, porque en el global de los dos partidos, fue más inteligente, tuvo contundencia en sus ataques y solidez defensiva, además no se dejó influenciar por los fallos arbitrales, cosa que si le pasó a Deportivo que ante fallos adversos se subió al tren de la permanente protesta y se desconcentró ante un árbitro que tuvo una noche para el olvido, y no ayudó para nada a que el espectáculo de desarrolle con normalidad.

Luego del final se desató un escándalo, con hinchas de ambas parcialidades ingresando al campo de juego, una batalla campal con varios focos de violencia entre jugadores e hinchas y una policía que se vio desbordada. Además, el arquero de Deportivo, Bruno Spiazzi, agredió con una patada al árbitro provocándole un corte en la cabeza, en una escándalo repudiable por donde se lo mire. También dirigentes de Juventud reportaron destrozos en la zona de los visitantes y piedras que se arrojaron hacia el campo de juego cuando la gente de Juventud festejaba. Un bochorno que empañó lo que tendría que haber sido una fiesta.

 

Fuente: El Día
Colaboración: Juan Manuel Fernández

!!Canal EntreRíosYA!!

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
El tiempo - Tutiempo.net
En vivo y directo el sorteo comienza automaticamente de Lunes a Sábado a las 11:30, 14:00, 17:30 y 21:00 horas.

MAS NOTICIAS

Avión de Aerolíneas Argentinas regresa a Argentina con dosis de Sputnik V

El avión que traerá a la Argentina la segunda dosis de las 300 mil vacunas Sputnik V, y que partió este jueves por la...

Pequeña entrerriana está internada tras ingerir líquido para destapar cañerías

En la localidad de Aranguren, una nena de dos años ingirió destapa cañerías por accidente.   La menor debió ser atendida de urgencia en el hospital...

WhatsApp pospuso por tres meses los cambios en las normas de su servicio

WhatsApp anunció este viernes que pospuso por tres meses la realización de los cambios anunciados en su política de privacidad, luego de que surgieron...

La CIA desclasificó la información sobre OVNIS

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos desclasificó toda la información que tiene sobre objetos voladores no identificados (OVNIS) y los...

Tormenta con granizo provocó graves daños y destrozos en Mendoza

Una fuerte tormenta de lluvia, granizo y viento castigó a varios distritos del departamento de San Rafael, en la provincia de Mendoza. El temporal...

EntreRíosYA