• Lun. Oct 18th, 2021

Joven abusó de su perra y se filmó: Jueza le impuso una perimetral

PorEntreRíosYA

May 30, 2021

«El animal no es un objeto», sostiene en el fallo.

 

Con esa premisa una jueza tucumana le impuso una restricción perimetral de 300 metros a un joven de 22 años por haber maltratado a su perra Mara, aunque la medida también incluyó a otros dos perros y rige por seis meses.

 

La jueza de Tucumán Carolina Ballesteros le impuso la perimetral a Patricio Eduardo Giménez Teruel (22) y dispuso que no puede acercarse a Mara, quien dejará de ser su mascota.

 

La resolución judicial también incluyó a los otros dos perros de Giménez, Boycka y Dracko, quienes ya fueron dados en adopción.

 

«Ninguna sociedad puede considerarse civilizada si legitima el trato cruel y denigrante hacia los animales», dice parte del texto de la jueza Ballesteros del que se hacen ecos los medios tucumanos.

 

 

Una denuncia por zoofilia

La causa contra Giménez se inició el 17 de marzo pasado.

 

Fue cuando la rescatista de animales tucumana Karina Garbero recibió el video de cómo abusaba de Mara el joven e hizo la denuncia en la comisaría de Pocitos por “zoofilia”.

 

Así, la Fiscalía ordenó los allanamientos al día siguiente en la casa del sospechoso.

 

Descubrieron que, además de Mara, el joven tenía otros dos perros, a los que también la jueza les extendió la perimetral y ya no volverán a ser sus mascotas pues les consiguieron que otra familia los tome en adopción, según dijo Garbero a Cadena 3.

 

Mara, Boycka y Dracko están en manos de la rescatista, tras la denuncia por abuso que luego se convirtió en una perimetral para un joven de 22 años por maltrato animal.

 

Y agregó: «Es un fallo histórico porque la jueza los trató como humanos a la hora de imputar al sujeto». Aún buscan un hogar para Mara.

En tanto, según publicó La Gaceta, Ballesteros dijo antes de dictar sentencia: «Celebro que el Ministerio Público Fiscal haya elegido como política criminal proteger los derechos de los animales».

En su fallo, la magistrada destacó: “Son seres sintientes porque tienen la capacidad de sentir dolor. Son seres que tienen la capacidad de tener empatía y sentir amor por el ser humano».