Hermanos protagonizaron una emotiva historia de reencuentro en Villa Mantero

Ene 20, 2019

20 de enero de 2019- Graciela Mieris, una vecina de Villa Mantero, hace ya un largo tiempo, más de 30 años, que emprendió la búsqueda de un hermano de su amado esposo Juan Ángel Gauna.

Ruperto tenía 7 años cuando por las dificultades económicas y falta de trabajo de sus padres quedó al cuidado de sus padrinos, en la zona rural de Villaguay.

Del segundo de los hijos de Bernardina y Miguel Ángel Gauna, nunca supieron nada.

Aparentemente la familia de crianza se mudó a la provincia de Santa Fe, mientras los papás encontraron trabajo en la zona rural de Rosario del Tala, hasta dónde fueron -a caballo- con el resto de los integrantes de la familia, Delmiro Olivo -9- (el mayor de todos los hermanos), Clodomiro -5- y Leopolda -3-.
Graciela asegura que por lo que le contaron la vida de Bernardina y Miguel Ángel no fue sencilla, el trabajo de él en el campo era duro, muy duro y no siempre bien pago. Seguramente esa situación motivó que postergaran una y otra vez buscar a Ruperto.

Luego tendrían seis hijos más -Hayde, María Gloria, Trinidad, juan Ángel, Ramón y María Bernadina, que pese a nunca haber visto siquiera una foto de su hermano Ruperto siempre lo tuvieron presente.

Mieris recordó en FM RIEL que sentía que podía ayudar a su esposo y sus hermanos a tratar de encontrar a Ruperto, y que lo hizo por varios medios, las radios de la zona, las «nacionales, la TV y pese a que pasaban los años y sin obtener el éxito esperado insistió y «aprovechando las nuevas tecnologías» subió a la red (Internet) la historia, que -en el sitio de Facebook- Donde estás? Argentina consiguió lo que tanto, tanto quería, «al menos una pista por dónde poder buscar», reconoció.

La mujer le dijo a la radio de Basavilbaso que hace unas semanas recibió un llamado de una coordinadora del Grupo, desde la provincia de Mendoza, que le informa que había una pista, una dirección postal a la que le sugerían escribiera facilitando un número de teléfono.

En cuestión de días, el lunes pasado la carta llegó a manos de Ruperto, pero él no sabe leer ni escribir y necesito la ayuda de una de sus nueras, Claudia Soria quien le hizo saber de que lo estaban buscando y que había un teléfono para rápidamente contactarse con el «motor» de la búsqueda: Graciela.

Soria contó emocionada que su suegro Ruperto vivió en Santa Fe, luego se mudó a San Luis y finalmente se radicó en la provincia de Buenos Aires donde formó una familia con ocho hijos, enviudando muy joven por lo que quedó a cargo de la crianza de sus hijos.

«Un mes antes le sugerí hacer una publicación para intentar saber del paradero de sus hermanos, pero él no me dejó, estaba temeroso de que ya nadie viviera», contó Soria que de inmediato -con voz entrecortada por la emoción- dijo que llamaron a Graciela y comenzaron de manera virtual el reencuentro, el que se concretó en la mañana de este sábado.

María Bernardina, María Gloria y Juan Ángel recibieron en Villa Mantero a su hermano Ruperto (87), fue un encuentro muy emotivo, «todos lloramos mucho, fueron lágrimas de alegría…fue emocionante, maravilloso y esperamos ansiosos el domingo (cuando en la sede del Club) donde nos reuniremos para celebrar la vida», exclamó entre sollozos Graciela, sin dudas quien resultó fundamental en una búsqueda que tiene final feliz.

Fuente: FM Riel