Gualeguaychú: Con la venta de rifas recaudaron el dinero para audífonos de niña con hipoacusia

    Dic 4, 2021

    Luego de conseguir los fondos para comprar los audífonos para Mechi Sánchez, la niña de tres años que fue diagnosticada con hipoacusia, los padres expresaron su felicidad porque los aparatos ya le fueron colocados a su hija: «Está muy asombrada de poder escuchar y poder reconocer nuestras voces”, contaron.

    Johny Sánchez, empleado gastronómico, se había instalado en plaza San Martín de Gualeguaychú -junto a su esposa- para vender rifas ante la necesidad de juntar fondos para comprarle un audífono a su hija Mercedes, de 3 años de edad, a quien le diagnosticaron hipoacusia aguda.

    Para que la niña recupere la audición, debían reunir 134.000 pesos, que era lo que valían los audífonos. Y en menos de 24 horas, el dinero ya estaba juntado, por lo que había que esperar un tiempito para que llegaran los audífonos que le cambiaría la vida a Mechi.

    “Estoy muy feliz porque este viernes llegaron los audífonos y ya le fueron colocados a Mechi, luego de una espera con mucha ansiedad en todos nosotros. La alegría llegó en el consultorio de la fonoudióloga y fue muy emocionante”, contó el papá en Radio Máxima.

    En cuanto a la reacción que tuvo la niña, reveló que “ella estaba muy asombrada de poder escuchar y poder reconocer nuestras voces”.

    “Cosas llamativas para ella como empezar a escuchar música o sentir cuando golpeaban la puerta de nuestra casa, les generaron sorpresa”, relató emocionado el papá.

    En cuanto a las sugerencias en esta primera etapa indicó que, “según lo que nos explicó la profesional, a los audífonos se lo debemos sacar para dormir y solo lo debe utilizar durante algunas horas hasta que se adapte”.

    “Hoy ni bien se levantó pidió entusiasmada que se lo pusiéramos, porque quería seguir viviendo la nueva experiencia para ella”, rememoró Sánchez.

    En cuanto a los recaudos, manifestó que “hay que tener cuidado en verano para que no se moje y se pueda arruinar. Además, cuando hay mucha gente en una fiesta, hay que sacárselos para que no le moleste hasta que se adapte”.

    Finalmente reconoció que Mechi inicia una nueva etapa para empezar a hablar y esto lo va a ir logrando con el apoyo de los profesionales y de la comunidad educativa de la escuela “José Fazzio”, adonde concurrirá el próximo año. “Estamos muy felices y agradecidos con la comunidad de Gualeguaychú, porque nos han ayudado a que nuestra hija pueda tener una mejor calidad de vida”, resaltó.