Fue separado del plantel un jugador de Vélez tras ser denunciado por violencia de género

    Jun 15, 2020

    Otra denuncia por violencia de género volvió a poner al fútbol argentino en el ojo de la tormenta. Se trata del defensor Miguel Brizuela, de 23 años y con dos encuentros oficiales en Primera División de Vélez, a quien le aplicaron una restricción perimetral por 90 días tras golpear a su novia, Melina Neto.

    La acusación fue radicada en San Miguel y sostiene que ayer por la noche Brizuela «le dio un golpe de puño en el ojo izquierdo a su pareja que le produjo un hematoma, a raíz de una discusión». Y que luego «abandonó la casa», en la que conviven hace siete meses, «en estado de ebriedad».

    Desde el Departamento de Violencia de Género de Vélez activaron el protocolo y ya se contactaron con la víctima. El caso de Brizuela, que a fines de enero renovó su vínculo en Liniers hasta el 30 de junio de 2023, es otro de los que aparecieron luego del de Sebastián Villa, delantero de Boca.

    Separado

    Miguel Brizuela fue separado este domingo del plantel profesional de Vélez luego de recibir una denuncia por violencia de género por parte de su pareja. En Liniers ya activaron el protocolo de acción institucional y se pusieron en contacto con la víctima.