Era ciclista, estuvo al borde de la muerte, pero luchó y se recibió de profesor

    Nov 26, 2021

    Era una verdadera promesa del deporte provincial de Catamarca, hasta que un grave accidente le cortó la carrera y lo dejó con severas secuelas que tuvo que afrontar. El futuro era incierto, pero su tenacidad, amor propio, competitividad, esfuerzo y sacrificio no lo dejaron rendirse y hoy disfruta de uno de los mejores momentos de su vida: Nicolás Navarro se recibió de profesor de Educación Física.

    Desde chiquito Nico se volcó al ciclismo siguiendo los pasos de su padre y abuelo. Con mucha constancia, entrenamiento, sacrificio, sumados a sus condiciones naturales, creció de manera exponencial y pronto se convirtió en el más destacado de su categoría.
    Ese crecimiento continuó sin pausa y los triunfos y reconocimientos no tardaron en llegar. Tal fue el nivel que demostró, que se ganó un lugar la Selección Nacional y proyectaba una carrera brillante a nivel mundial.

    El peor momento

    Sin embargo, en cuestiones de segundos todo se vino abajo. Fue un fatídico domingo 6 de noviembre de 2016. Aquel día Nico estaba compitiendo en la Vuelta de La Pampa como integrante del representativo nacional, cuándo sufrió una violenta caída golpeando su cabeza con el asfalto. Este golpe le produjo severas lesiones cerebrales que llegaron a poner en riesgo su vida.
    El panorama era muy complicado pero su fortaleza volvió a aparecer y logró superar ese primer momento de angustia. Estuvo tres meses internado y luego debió realizar mucho tiempo de rehabilitación ya que había perdido parte de la movilidad de su cuerpo. Tuvo que dejar de lado sus sueños de una carrera como ciclista, pero sabía que su vida era el deporte.

    No rendirse

    Así fue que Nico, siempre acompañado por su familia, decidió iniciar el cursado de la carrera de Profesorado de Educación Física y ayer alcanzó su meta, ese nuevo sueño que lo motivaba. Además, hace unos meses volvió a la práctica deportiva oficial participando de una competencia de pruebas combinadas. Un verdadero ejemplo de nunca rendirse y siempre ir en busca de los sueños.

     

    Fuente: El Ancasti