• Jue. Oct 21st, 2021

Encontraron una mortífera Yarará en una vivienda de Paraná

PorEntreRíosYA

Sep 7, 2021

Un gran susto se llevó una mujer en el fondo de su vivienda en la capital entrerriana, al encontrarse Yarará Grande o víbora de la cruz, que estaba en el patio de su casa en el barrio Toma Nueva. La ciudadana solicitó la intervención policial y el personal especializado, capturó la Yarará de aproximadamente, unos 50 centímetros de longitud.

 

Personal de la Brigada de Prevención Delitos Rurales de Paraná, junto a un guardafauna, intervino para capturar al ofidio que se encontraba en una casa de calle Blas Parera 3000 y explicaron que se trata de un ejemplar joven de yarará de la cruz (Bothrops alternatus) que fue puesta a resguardo para ser trasladada a una reserva.

 

No matarlas

Desde la Dirección de Fiscalización Área Recursos Naturales de la provincia, se indicó que «no hay que matarlas, ya que cumplen una función muy importante en el ambiente, que es la de controlar la población de roedores. Si las eliminamos, los ratones y las ratas y otros, se van a poder reproducir en mayor medida y va a haber una superpoblación», sostuvieron.

 

 

Precaución

No obstante, recomendaron tomar los recaudos necesarios, teniendo en cuenta que se trata de una especie venenosa, la más mortífera de Entre Ríos.

Y pidieron comunicarse ante hechos de este tipo a la comisaría más cercana quienes darán la intervención a la Dirección de Prevención de Delitos Rurales.

 

 

Especies
Se debe tener especial cuidado, ya que son potencialmente mortales. Dentro de las Bothrops (yarará), se encuentran tres especies: alternatus o yarará grande, diporus o yarará chica, y, amoditoides o yarará ñata.

 

 

Diferencias

La Serpiente Yarará presenta una coloración castaño claro a oscuro, alcanzando los adultos una longitud que varía de 0.7 a más de 1.5 metros según cada especie.

Son agresivas y atacan al sentirse agredidas. Sus dientes son anteriores, grandes, móviles, con conducto interno por donde circula el veneno, logrando una perfecta inyección de veneno al morder.

 

 

Identificación

Los dibujos presentes en el cuerpo colaboran en la identificación de las distintas especies.
En el caso de Yarará (víbora de la cruz) Grande se observan dibujos en forma de riñón, de colores castaño oscuro en el cuerpo y una cruz en la cabeza.

 

En el caso de la yarará chica, presenta dibujos en forma de moños o reloj de arena.

 

Todas las víboras de yarará poseen Foseta Loreal, un órgano termosensor, localizado en la cabeza, con un orificio de salida entre los ojos y las narinas.

 

Este órgano es fundamental para reconocer las especies de yarará verdaderas de las especies de yarará falsas.