• Jue. Dic 2nd, 2021

Encontraron muerto al argentino que asesinó a su hijo de dos años en España

PorEntreRíosYA

Sep 15, 2021

El pasado 24 de agosto la noticia de un crimen sacudió a España y al mundo entero. Un hombre residente de Barcelona asesinó a su bebé de tan solo 2 años. Por el hecho, se transformó en la persona más buscada del país, y es de origen argentino.

Se trata de Martín Ezequiel Alvarez Giaccio, de 44 años, cuyo retrato circuló por todos los rincones de la capital catalana tras el aval de la Justicia para que se logre dar con su paradero.

Finalmente, este miércoles los Mossos d’Esquadra localizaron el cuerpo de Álvarez, que el pasado 24 de agosto mató a su hijo en el Hotel Concòrdia de Barcelona, y que desde entonces estaba desaparecido.

Según informaron, el cadáver apareció en una zona de bosques entre la capital catalana y El Prat de Llobregat. Álvarez fue visto por última vez cuando entraba en el aeropuerto, por lo que todo apunta a que el fallecido podría ser él.

Los investigadores no confirmarán, de forma oficial, la identidad del cadáver hasta que se practiquen las pruebas dactiloscópicas, así lo informó el medio ABC.

Álvarez Giaccio era buscado intensamente por todas las fuerzas de seguridad públicas de España desde hace tres semanas. Incluso, en la última semana de agosto, la Interpol había dictado la orden de captura internacional con el fin de evitar que el argentino pudiera abandonar el país ibérico y fugarse a través de las fronteras. Existieron comunicaciones de Interpol España para alertar a sus pares argentinos sobre la situación, pero se descreyó que pudiera venir al país dado que no tenía vínculos al nivel local, además de las fuertes restricciones para conseguir un vuelo desde Madrid.

La cacería para dar con el economista comenzó el martes 24 de agosto por la noche, cuando se encontró el cuerpo sin vida de su hijo de 3 años en la habitación de un hotel de la zona de Montjuic al que habían acudido sólo ellos dos. El niño había sido asfixiado y el aviso a la policía fue dado por la propia madre y ex pareja de Alvarez Giaccio, quien minutos antes había recibido mensajes amenazantes por parte del argentino a su teléfono celular.

“Te dejo en el hotel lo que te merecés”, fueron las palabras que el argentino le escribió a su ex pareja minutos antes de emprender la fuga del hotel Concordia. La mujer acudió al establecimiento poco después de las 23 y gracias a la actuación de dos Mossos D’Esquadra se pudo encontrar el cadáver del chico escondido debajo de la cama de la habitación 704.

De manera inmediata, las autoridades del hotel le solicitaron a los empleados el material de las cámaras de seguridad. Allí se pudieron registrar dos secuencias: el primero mostraba a Álvarez Giaccio asomado al pasillo del piso 7 desde el interior de su habitación, como si estuviera esperando que la zona se despeje para escaparse. En el segundo, se lo ve al economista escapar por la pileta del hotel a través de una ventana y una pared lateral. En esatoma se pudo constatar el modelo y las marcas de las zapatillas que coinciden con el cuerpo encontrado hoy en los pantanos del Prat de Llobregat.

Durante la noche del asesinato del niño, Álvarez Giaccio intentó escapar hacia el Aeropuerto de El Prat. Llegó en un taxi, le pidió al conductor que esperara unos minutos para realizar un trámite y se encaminó hacia la entrada de la Terminal 1. Al llegar, las autoridades policiales le exigieron que presentara la documentación sanitaria necesaria para poder acceder al interior del aeropuerto. Álvarez Giaccio explicó que no iba a viajar, sino realizar papelerío, pero su ingreso se mantuvo impedido.

Las cámaras de seguridad del aeropuerto lo mostraron retirarse de la entrada de la Terminal 1 caminando y desde entonces hasta la fecha no hubo novedades sobre el paradero del economista.

Las diferentes imágenes distribuidas por la policía española durante la búsqueda del economista argentino Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, de 44 años, sospechoso de haber asesinado a su hijo en un hotel de Barcelona

Alvarez Giaccio se había separación de la madre de su hijo recién el 16 de agosto, apenas ocho días antes del asesinato del menor. Tras la ruptura, se había mudado a la ciudad de El Vendrell, donde residen su padre y un hermano. Los familiares aseguraron que el argentino no se puso en contacto con ellos en ningún momento desde que se inició la búsqueda de su paradero.

Mientras la policía española continuaba tras sus rastros, la Justicia del país europeo desarrollaba una acusación contra Álvarez Giaccio por el delito de violencia vicaria, lo que se conoce en Argentina como un femicidio vinculado, concepto incluido incluido en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, y que contemplaba la violencia contra la mujer mediante el daño perpetrado a personas que tengan especial significado para ella.

La madre del niño nunca realizó declaraciones públicas desde lo sucedido.