El gesto de Susana Giménez con un delivery al que le robaron la moto tres veces Pablo Rodríguez era mozo, pero la pandemia lo obligó a cambiar

    Nov 3, 2020

    Pablo Eduardo Rodríguez tiene 44 años y es padre de cuatro hijos.

    Por la pandemia empezó a trabajar como delivery pero, en uno de esos tantos viajes, le robaron la moto… por tercera vez.

    Su caso resonó en los medios y llegó hasta los oídos de Susana Giménez que decidió comprarle una moto nueva.

    Pablo estaba junto a su hija mayor, de 18 años, cuando dos motochorros lo acorralaron en el cruce de las calles Monroe y Darwin, en la localidad bonaerense de Ituzaingó. Lo obligaron a entregar el vehículo, y en menos de treinta segundos le arrebataron el esfuerzo de cuatro años.

    Después de ese gran susto volvió al ruedo y empezó a ayudar a los vecinos con tareas de mensajería, a la par que hacía sus primeras entregas de comida a domicilio. Su hija mayor vio el esfuerzo que estaba haciendo y quiso colaborar: «Me pidió anotarse en una app para ser delivery y traer otro ingreso a casa».

    La mala racha no había terminado, y a pesar de la buena voluntad de la joven, la bicicleta con la que empezó a trabajar se le rompió a los pocos días. Así fue como su padre decidió que repartirían los pedidos en la mismo moto, y por eso estaban juntos el sábado a las 16.30 cuando los robaron, a plena luz del día.

    El gesto solidario de Susana Giménez con el delivery

    Después de que el video del robo recorriera los noticieros, el periodista Guillermo Panizza (Telefe Noticias) comunicó a través de su cuenta de Twitter: «Gracias Susana Giménez por decidir ayudar a Pablo con una moto nueva después del asalto que sufrió. Para él la moto es esencial para poder trabajar».

     


     

    Fuente: La Nación