El empresario del escándalo del cordero en la pileta, ahora violó la cuarentena

    Abr 23, 2020

    Federico Álvarez Castillo, el esposo de la modelo Lara Bernasconi, volvió a protagonizar un escándalo tras violar la cuarentena para jugar paddle con sus amigos.

    Este miércoles, en el programa Intrusos contaron que Álvarez Castillo intentó salir del country Tortugas. «Tenía ganas de jugar al paddle y como un socio y amigo tenía una cancha, pero no en su casa, sino a 10 cuadras, quiso hacerse una escapada», relataron.

    «Cuando ni los hijos de los ricos pueden salir a los jardines a jugar, él dijo ‘yo quiero jugar al paddle’ y entonces, raqueta en mano y junto a tres amigos -el dueño de la cancha, otro que le vende autos a un importante conductor de TV, y otro más- salieron pero fueron detenidos por la seguridad del lugar», contó Rodrigo Lussich.

    Según la información del periodista, reproducida por Paparazzi, los cuatro amigos no pudieron salir del predio y debieron volver a sus casas. Y agregó: «Tuvo que intervenir la seguridad del country y la policía también. Le dijeron ‘señor, tiene que volver a su casa’, lo agarraron de la oreja y lo mandaron para adentro».

    A lo que acotó Jorge Rial: «Loco, no escarmienta este muchacho».

    El pasado verano, Álvarez Castillo recibió un cordero que lanzó desde un helicóptero su colega Eduardo Cantón a la pileta de la casa que alquilaba en Uruguay y quedó en el ojo de la tormenta por maltrato animal.

    Fuente: Paparazzi