• Sáb. Jul 24th, 2021

Derrumbe en Miami: Habían alertado “daños estructurales importantes” en edificio

PorEntreRíosYA

Jun 26, 2021

Un estudio de 2018 detectó “daños estructurales importantes” en la losa de concreto debajo de la plataforma de la piscina, “abundantes grietas” y problemas en columnas, vigas y paredes del estacionamiento del edificio de 12 pisos que se derrumbó parcialmente el pasado jueves en la ciudad estadounidense de Miami, provocando 4 muertos y 159 desaparecidos, entre ellos nueve argentinos.

 

El trabajo fue realizado por el ingeniero Frank Morabito, que estudió el complejo de condominios Champlain Towers durante seis meses antes de recomendar cambios para la recertificación en función de los problemas que encontró, informó hoy el diario The New York Times.

 

 

Morabito fue contratado por la asociación de condominios para revisar el edificio construido a inicios de la década del ochenta y entregar una lista de las actualizaciones necesarias para su recertificación de 40 años, y entre sus recomendaciones estaba la reparación del techo antes de la temporada de huracanes.

 

La administración del complejo había revelado algunos de los problemas tras el derrumbe durante la madrugada del jueves, pero en la noche de ayer los funcionarios de la ciudad publicaron el informe de 2018 que reveló la naturaleza completa de los daños en el concreto y las barras de refuerzo, la mayoría probablemente causados por años de exposición al corrosivo aire salado a lo largo de la costa del sur de Florida.

 

El ingeniero no dio indicios de que la estructura estuviera en riesgo de colapso, pero señaló que las reparaciones necesarias estarían destinadas a “mantener la integridad estructural” del edificio y sus 136 unidades.

 

En el informe de 2018, Morabito escribió que el objetivo de su estudio era comprender y documentar el alcance de los problemas estructurales que requerirían reparación o remediación, y en ese sentido aseguró que la impermeabilización debajo de la plataforma de la piscina y la entrada estaba fallando “causando un daño estructural importante a la losa de concreto debajo de estas áreas”.

 

“Si no se reemplaza la impermeabilización en el futuro cercano, la extensión del deterioro del concreto se expandirá exponencialmente”, escribió.

 

Además, constató que la impermeabilización se colocó sobre una losa de concreto que era plana, no inclinada de manera que permitiera que el agua se escurriera, un problema que calificó como un “error mayor” en el diseño original, pero añadió que el reemplazo sería “extremadamente costoso” y causaría una gran molestia a los residentes.

 

“Se observaron abundantes grietas y desconchados de diversos grados en las columnas, vigas y paredes de concreto”, agregó el ingeniero.

 

El profesional incluyó fotos de grietas en las columnas del estacionamiento, así como el desmoronamiento del concreto, un proceso que se conoce como “desconchado”, que expuso los refuerzos de acero en la plataforma del garaje.

El informe también identificó otros problemas: los residentes se quejaban de que el agua entraba por las ventanas y las puertas de los balcones, y el cemento de muchos balcones también se estaba deteriorando.

 

 

Evaluación de hipótesis y escenarios

Los expertos señalaron que ahora el proceso de evaluación de posibles hipótesis o escenarios de posibles fallas podrían llevar meses, ya que implica una revisión de los componentes individuales del edificio que pueden estar enterrados entre los escombros, indicó New York Times.

 

Por otro lado, indicaron que deberá examinarse el estado del concreto para evaluar su integridad y un examen de la tierra debajo para ver si hay un conducto u otro hundimiento que pudiese ser responsable del colapso.

Por su parte, un abogado que representa al consorcio de vecinos destacó después del derrumbe que las reparaciones estaban programadas para comenzar, en base a “amplios planes” elaborados este año, indicó el diario.

El letrado agregó que la situación se habría manejado de forma diferente si los propietarios hubieran tenido algún indicio del estado de corrosión y de desmoronamiento de la estructura, que según se indicó son comunes en muchas zonas costeras.

 

Fuente: Télam