• 23 de enero de 2022 21:33

Crimen de Lucas González: Pidieron la detención de otros seis policías

PorEntreRíosYA

Nov 26, 2021

El fiscal que investiga el crimen de Lucas González pidió este viernes la detención de otros seis policías de la Ciudad, acusados de haber participado en el encubrimiento del homicidio.

Los investigadores creen que al menos uno de los agentes plantó un arma para intentar desviar la investigación, mientras el resto son señalados por la detención ilegal de los jóvenes que acompañaban a Lucas en el momento del asesinato.

Se trata de seis policías que prestan servicios en la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4 y en la Comisaría Vecinal 4D.

De esta manera, los fiscales Gómez Barbella y su colega Andrés Heim hicieron lugar al pedido que le habían formulado días atrás los padres de Lucas y de los otros adolescentes, para que también sean detenidos los encubridores del crimen.

El arma hallada en el auto Volkswagen Suran en el que se trasladaban los adolescentes en realidad era una réplica. Los jóvenes negaron que fuese suya y los tres policías detenidos tras el hecho tampoco la mencionaron.

 

El abogado de la familia de la víctima, Gregorio Dalbón, había señalado el martes en la puerta de la fiscalía que «los que se encargaron de plantar el arma no son los mismos que se encargaron de matar a Lucas», y anticipó: «No nos vamos a quedar con estos tres policías solamente».

El letrado pidió en las últimas horas al juez que «en diez días dicte la prisión preventiva a los tres policías» acusados.

«El hecho está esclarecido. Lo que vamos a hacer ahora es unir las pruebas contundentes y algunas que le hemos sugerido a la fiscalía. Con algunas vamos a estar de acuerdo, con otras, calculo que no», remarcó Dalbón.

El fiscal Leonel Gómez Barbella también le pidió este viernes al juez Martin Del Viso la reconstrucción del hecho.

 

Los tres policías acusados por el asesinato están en Marcos Paz

El inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva fueron llevados en las últimas horas al Complejo Penitenciario 2 de Marcos Paz

Poco después de haber sido detenidos fueron trasladados a la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal. De allí pidieron el traslado por malos tratos y amenazas por parte de los presos con los que compartieron el lugar de detención, perteneciente a la Policía Federal Argentina (PFA).

Pero en Marcos Paz tampoco les espera una estadía amigable, de acuerdo a lo que anticiparon a este diario quienes conocen bien las instalaciones.

«Van a tener que vivir refugiados de la población común, con los que están por abuso. Y no sé si hasta de ahí los echan al pabellón que es de resguardo total», explica un detenido que estuvo allí entre 2020 y 2021.