• Lun. Jul 26th, 2021

Crimen de Gonzalo Calleja: Confirman que hay cuatro detenidos y buscan a otra persona

PorEntreRíosYA

Jul 19, 2021

Son cuatro los detenidos y cuatro vehículos secuestrados, los resultados preliminares de allanamientos simultáneos que se desarrollaban este lunes en el marco de la investigación por el crimen del contador Gonzalo Calleja.

 

Así fue confirmado oficialmente desde el Ministerio Publico Fiscal. “Se incautaron diversos elementos, fueron detenidos cuatro hombres y secuestraron tres vehículos”, indicó el fiscal Santiago Alfieri, hizo saber además que se busca a otra persona y a otro automóvil.

 

El comisario Ángel Ricle, subdirector de la División Investigaciones, explicó que secuestraron tres vehículos, dos de los cuales, son Ford Fiesta de color blanco. “Se secuestraron vehículos, en barrio 1º de Julio, en Paraná Quinto y en Vucetich, los cuales, fueron trasladados y quedaron a disposición del fiscal Santiago Alfieri”, dijo el funcionario policial.

 

Por otra parte, señaló que hay cuatro detenidos. “Todos son hombres mayores de edad, los cuales se domiciliaban en barrio 1º de Julio y en Paraná Quinto. Los detenidos fueron trasladados a la Alcaidía de Tribunales”, sostuvo el comisario.

 

También incautaron elementos que podrían ser de interés para la causa; en uno de los procedimientos se le dio intervención a personal de Toxicología porque se habría encontrado marihuana.

 

Fuentes policiales indicaron que los operativos se desarrollaban en los barrios 1º de Julio, Consejo y Paraná V. También hubo procedimientos en calles Ayacucho al 1400, Pacto Unión Nacional, Vucetich y Cochrane.

 

Grupos de operaciones especiales y el helicóptero policial participaron del amplio operativo en el marco de la investigación por la muerte del joven contador de 29 años de edad. El procedimiento fue solicitado por el fiscal Santiago Alfieri y autorizado por la jueza de Garantías, Dra. Elisa Zilli.

 

Uno de los despliegues policiales se llevó adelante en inmediaciones de calles Batalla de Suipacha y Pringles, en la zona donde apareció el vehículo de la víctima.

 

Otro de los procedimientos se concretó en un domicilio de calle Ayacucho al 1400, a donde al momento del ingreso de los efectivos (con orden judicial para el allanamiento) la persona que abrió la puerta se negó a prestar colaboración con el operativo y opuso resistencia al mismo, dio cuenta Elonce. Por ese motivo, fue traslado hacia uno de los móviles policiales mientras se desarrollaban las actuaciones.

 

Los uniformados se concentraron en la requisa a un automóvil Ford Fiesta blanco que se encontraba estacionado sobre el frente de la vivienda. El rodado fue secuestrado para ser sometido a nuevas pruebas periciales.

De acuerdo a los datos a los que accedió canal Once de Paraná, se hallaron pistas firmes para avanzar con la causa que investiga el crimen de Calleja.

 

En tanto, en barrio Paraná V se concretó un allanamiento a un galpón que funciona como estacionamiento privado ubicado en calles Almirante Thomas Cochrane e Intendente Forzano, frente a un complejo de departamentos. Además, transcurrió que en horas de la tarde se requisará un automóvil VW Gol negro, cuyo dueño es un trabajador de una bicicletería de Paraná.

 

Los datos que surgen de los testimonios indican que el miércoles pasado, Calleja había ido a barrio 1º de Julio a hacer una transacción por cambio de dólares. El último contacto fue a las 17 con sus allegados, a través de WhatsApp. Su teléfono celular no fue hallado hasta el momento.

 

El cuerpo fue hallado el jueves en un descampado de calle Montiel, a metros de Báez, a unos siete kilómetros de donde había desaparecido.

 

En tanto, en horas de la siesta efectivos policiales, secuestraron un Ford Fiesta en un domicilio de calle Vucetich y Ramos de la capital entrerriana, dio cuenta Elonce. Además, según explicaron fuentes tribunalicias, se buscaba a otra persona que estaría involucrada en la causa.

 

El sábado pasado el primer sospechoso de la causa, Brandon Comas, que se había presentado voluntariamente junto con su abogado, fue liberado por falta de pruebas. Su defensa presentó su celular, fotos y otros elementos que daban cuenta de que el chico no estaba en Paraná al momento de la desaparición de Callejas, sino que había viajado a Concepción del Uruguay.