"Música en vivo ahora"

Un importante comercio en la zona céntrica de la capital entrerriana, fue requisada por orden de la justicia.

Esto sucedió luego de que varias personas denunciaron estafas, robo de información confidencial y descuentos indebidos de los sueldos.

El año pasado se inició la investigación en la fiscalía de Juan Malvasio.

Luego de varias diligencias se dispuso que personal de la División Delitos Económicos de la Dirección de Investigaciones profundizara la pesquisa.

Esto determinó que la Justicia ordenara el allanamiento a la empresa que finalizó con el secuestro de abundante documentación, celulares, computadoras y se dispuso el traslado como demorado de un directivo jerarquizado de la firma.

El personal a cargo de Favio Jurajuría encontró información relacionada con las víctimas denunciantes que debieron acudir a la justicia.

 

Misteriosamente descubrieron en sus recibos de sueldos que les estaban descontando sumas de entre 300 a 1.000 pesos en concepto de préstamos o compras de electrodomésticos, que nunca efectuaron.

Ahora la justicia busca determinar, cómo obtuvieron los datos informáticos, filiatorios y privados de las denunciantes.

Se conoció que incluso les habían “tomado” los CBU para realizar los descuentos compulsivos directos de las cajas de ahorro o cuentas sueldos.

En la requisa, se encontró documentación con planillas firmadas “sin autorización” de las denunciantes.

Finalmente se dio a conocer que algunas de las víctimas, sufrieron los descuentos compulsivos durante años sin que se dieran cuenta.

Tras la denuncia se pudo corroborar cómo era el mecanismo ilegal de las estafas, que ahora podría ser afirmado con las pruebas recolectadas en el allanamiento.

Fuente: Diario Uno

 Paraná desde la altura 

COMENTA ESTA NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad legal, civil y penal de sus autores. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.