Cinco familias tuvieron contacto con la mujer aislada por coronavirus en Paraná

Mar 27, 2020

De los últimos casos por coronavirus que fueron confirmados en Entre Ríos, uno es el de una mujer de 87 años, oriunda de Nogoyá, la que permanece internada en aislamiento en un sanatorio privado de Paraná.

«Se trata de Ana Folmer, madre de José Luis Pereyra y Carlos Alberto Pereyra», según confirmaron desde la empresa Folmer, la conocida concesionaria con sucursales en varias localidades entrerrianas.

«Clínicamente está estable y seguirá en aislamiento a la espera de la conducta que tome la institución en relación a su cuadro», confirmó el director del Hospital San Blas, Dr. Javier Ascua.

Sobre el trayecto de la paciente

El director del hospital de Nogoyá explicó que la paciente «fue llevada por un familiar al Sanatorio La Entrerriana de Paraná, porque siempre se atendieron ahí, ante lo que en principio era un cuadro de infección urinaria, pero después desarrolla un cuadro respiratorio y a raíz del cual se le hace una toma de muestra de hisopado que dio negativo para lo que se creía podía ser la causante de esa neumonía».

«Se cometió el error de llevarla directamente a un instituto privado, sin previo aviso. Aparentemente, no manifestaba los síntomas, si un cuadro febril por el que la familia decidió llevarla directamente a Paraná», amplió al respecto.

«La mujer no viajó al exterior, prácticamente vivió sola, aislada, y solo uno de sus contactos viajó a Brasil e ingresó a Argentina el 2 de marzo; se investigan, además, que otros contactos mantuvo para que el contagio se haya permitido», señaló el médico.
No tenía antecedentes de viaje

 

«Uno de los hijos de la mujer reside en crespo y el otro en Paraná. De hecho fui yo quien les dijo que su mamá había dado positivo para COVID-19», reconoció.

Recomendaciones

De acuerdo al comunicado emitido por la firma Folmer, «quienes mantuvieron contacto directo con Carly y José Luis Pereyra, deben mantener el aislamiento normal para cualquier persona, y además de dormir solo, en habitación separada, no compartir utensilios, mates, mantener distancia, lavado de manos MUY frecuente, estar atento ante aparición de síntomas». «Todo esto contando 14 días desde el último contacto directo», se aclaró.

En cuanto a lo laboral, la empresa Folmer seguirá cumpliendo estrictamente el aislamiento iniciado el día 20, y se suspendió la guardia mínima de Repuestos para maquinarias, única actividad que se seguía desarrollando.

Fuente: Elonce